Más seguridad para el abastecimiento de agua en las ciudades de Perú

Descripción breve del proyecto

Denominación: Programa de Modernización y Fortalecimiento del Sector Agua y Saneamiento (PROAGUA II)
Comitente: Ministerio Federal de Cooperación Económica y Desarrollo (BMZ) de Alemania, Secretaría de Estado de Asuntos Económicos de Suiza (SECO), División de Cooperación Económica y Desarrollo
País: Perú
Entidad responsable a nivel político: Ministerio de Vivienda, Construcción y Saneamiento (MVCS)
Duración total: 2015 a 2022

Perú. Planta de tratamiento de aguas residuales en Chavín © GIZ

Situación de partida

La población y los ecosistemas del Perú presentan una elevada vulnerabilidad a los riesgos climáticos: el país presenta siete de las nueve características reconocidas por la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (CMNUCC) para definir a un país como particularmente vulnerable. Aparte de la aparición periódica del fenómeno meteorológico El Niño, que se caracteriza, entre otras cosas, por lluvias intensas en los Andes, cabe esperar que se intensifiquen los fenómenos climáticos extremos en la región. Asimismo, los recursos hídricos están repartidos de forma extremadamente desigual a escala regional.

Además de los riesgos crecientes derivados del cambio climático, el Perú afronta un proceso constante de urbanización, un incremento en el consumo de agua y un aumento de la contaminación de los recursos hídricos naturales por las aguas residuales. Los sistemas urbanos de abastecimiento de agua no tienen ni la resiliencia ni la capacidad de adaptación necesarias para hacer frente a los desafíos. La seguridad de suministro de agua se ve amenazada, por un lado, por la deficiente coordinación en materia de gestión de recursos hídricos entre ministerios, empresas prestadoras de servicios de agua y saneamiento, autoridades administrativas del agua locales y gobiernos regionales. Por otro lado, por el uso no sostenible del recurso agua.

El aseguramiento del abastecimiento de agua y la eliminación de aguas residuales a largo plazo, así como la resiliencia de los mismos frente al cambio climático, constituyen prioridades políticas para el Gobierno peruano. El MVCS del Perú es la instancia competente para elaborar políticas y estrategias y desarrollar el marco normativo legal en el sector agua y saneamiento.

Objetivo

La seguridad de abastecimiento de agua para la población urbana del Perú ha mejorado.

Procedimiento

El proyecto parte de los logros y resultados conseguidos hasta la fecha, especialmente de la aplicación de la Ley de Modernización de los Servicios de Saneamiento, la introducción del sistema de formación profesional dual y la privatización de la gestión de aguas residuales. Desde 2019, el proyecto se centra en reducir la vulnerabilidad del suministro de agua urbano al cambio climático.

El proyecto asesora al MVCS, al Organismo Técnico de la Administración de los Servicios de Saneamiento (OTASS), a la Autoridad Nacional del Agua (ANA), al Servicio Nacional de Capacitación para la Industria de la Construcción (SENCICO), a una serie de Consejos de Recursos Hídricos de Cuenca (CRHC) y a varias empresas prestadoras de servicios de agua y saneamiento de Lima, Trujillo y Piura, entre otros.

Se realizan actividades en los cuatro ámbitos de actividad siguientes:

  • Resiliencia frente a fenómenos meteorológicos extremos en las ciudades de Lima, Trujillo y Piura: el proyecto mejora las condiciones de resiliencia con  base en información, el análisis, la cuantificación y la modelización de los riesgos para el abastecimiento  de agua, asiste en la creación de mecanismos eficientes de concertación y en la planificación de medidas, de forma que el Ministerio de Economía y Finanzas pueda distribuir fondos más rápidamente y las medidas puedan aplicarse con mayor celeridad.
  • Protección de los recursos hídricos: el proyecto mejora la gestión de las aguas residuales y ayuda a reducir el vertido de aguas residuales insuficientemente tratadas. Para ello revisa las normas de planificación y operación de plantas de tratamiento de aguas residuales, así como las normas para la vigilancia de dichas plantas por parte de los organismos de supervisión, y ayuda a mejorar el rendimiento del tratamiento en más de 40 plantas ya existentes. Asimismo, asiste en la creación de un sistema de certificación para plantas de tratamiento de aguas residuales, en la vigilancia del vertido de aguas residuales procedentes del comercio y de la industria y en la reutilización de aguas residuales tratadas.
  • Formación profesional en el sector agua y saneamiento: el proyecto asiste en la introducción de un sistema de certificación de competencias y un sistema de formación profesional dual. La mayor disponibilidad de personal cualificado facilita la aplicación de medidas para el aseguramiento del suministro de agua y la operación correcta de las plantas de tratamiento de aguas residuales.
  • Seguimiento de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) y las contribuciones determinadas a nivel nacional (NDC, por sus siglas en inglés): apoyo a la creación de un sistema de seguimiento eficiente y actualización del plan para la implementación transparente de la Agenda 2030 y del Acuerdo de París sobre el cambio climático.

Además, el proyecto respalda la adopción de medidas para reforzar la resiliencia del abastecimiento de agua frente a las consecuencias de la pandemia. El proyecto está cofinanciado por la Secretaría de Estado para Asuntos Económicos de Suiza (SECO). Para los servicios de apoyo se ha contratado al consorcio Akut Partner - AHT Group AG.

gizIMAGE-mehr-sicherheit-wasserversorgung-peru-2

Resultados

  • Ha mejorado la cooperación entre las distintas instituciones y los distintos actores que intervienen en el suministro de agua, especialmente entre el MVCS y las empresas prestadoras de servicios de agua y saneamiento, por un lado, y entre la ANA y los Consejos de Recursos Hídricos de Cuenca, por el otro.
  • La pandemia del coronavirus ha evidenciado la concientización que existe respecto a la relevancia sistémica del abastecimiento de agua y la eliminación de aguas residuales. Junto con el MVCS, se han desarrollado y aplicado  medidas adicionales eficaces tanto a corto como a largo plazo para reforzar en paralelo la resiliencia frente a las consecuencias de la pandemia y frente al cambio climático: por ejemplo, organización de intercambios de experiencias entre las empresas prestadoras de servicios de agua y saneamiento en reuniones virtuales; elaboración de planes de crisis para la pandemia; realización de análisis de vulnerabilidad de las cadenas de suministro; y apoyo del SENCICO en   digitalizar contenidos didácticos teóricos para la formación técnica.

Additional information