Reforma del Sector Agua en el Perú

Descripción breve del proyecto

Denominación: Programa de Modernización y Fortalecimiento del Sector Agua y Saneamiento (PROAGUA II)
Comitente: Ministerio Federal de Cooperación Económica y Desarrollo (BMZ) de Alemania, Secretaría de Estado de Asuntos Económicos de Suiza (SECO), División de Cooperación Económica y Desarrollo
País: Perú
Entidad responsable a nivel político: Ministerio de Vivienda, Construcción y Saneamiento (MVCS)
Duración total: 2015 a 2019

Perú. Planta de tratamiento de aguas residuales en Chavín © GIZ

Situación de partida

En las zonas densamente pobladas del Perú, a lo largo de la costa del Pacífico, los recursos hídricos son escasos y a menudo están contaminados. Las aguas residuales, tanto industriales como domésticas, son vertidas en los ríos sin tratamiento previo. La urbanización, las repercusiones del cambio climático y la contaminación de las aguas superficiales agudizan la situación aún más.

En muchas regiones las empresas prestadoras de servicios de agua y saneamiento son demasiado pequeñas. La gestión financiera es deficiente, las tarifas de agua no cubren los gastos y con frecuencia la gestión está sujeta a influencias políticas. Esta situación agrava considerablemente la calidad del abastecimiento de agua.

El Gobierno peruano está trabajando para dotar al suministro de agua y al tratamiento de aguas residuales en zonas urbanas del equipamiento necesario para afrontar los desafíos del cambio climático. La mejora y el aseguramiento del suministro de agua a largo plazo tiene prioridad política. El Ministerio de Vivienda, Construcción y Saneamiento prioriza la rápida implementación de las reformas estructurales realizadas en los últimos años en el sector agua y saneamiento.

Objetivo

Las empresas prestadoras de servicios de agua y saneamiento ofrecen mejores servicios de suministro de agua y tratamiento de aguas residuales.

Procedimiento

El proyecto se centra en cinco elementos estratégicos del complejo proceso de reforma del sector agua:

  • Asesoramiento al ministerio responsable y a las entidades adscritas sobre la implementación del nuevo marco normativo del sector agua y saneamiento.
  • Fortalecimiento institucional del nuevo Organismo Técnico de la Administración de los Servicios de Saneamiento (OTASS).
  • Mejor desempeño de cuatro empresas prestadoras de servicios de agua y saneamiento inscritas en el programa de reforma del ministerio; cofinanciado por la Secretaría de Estado de Asuntos Económicos de Suiza (SECO) y apoyado por la empresa consultora Akut.
  • Transferencia de conocimientos y tecnologías para el tratamiento y la reutilización de aguas residuales.
  • Desarrollo y ampliación de sistemas de certificación y programas de formación dual para técnicos y técnicas de agua y saneamiento, junto con los institutos de formación profesional más importantes del Perú.

Resultados

  • Cuatro empresas prestadoras de servicios de agua y saneamiento desarrollaron medidas de urgencia para mejorar significativamente su desempeño comercial y técnico. Para 2019 estará garantizado a largo plazo el suministro de agua a 590 000 personas.
  • En Moquegua se instalaron 13 250 contadores de agua para fomentar la precaución en el consumo de agua potable. Se cerraron numerosas fugas en el sistema de suministro, asegurando más agua para nuevas conexiones.
  • El vertido de aguas residuales industriales está mejor controlado, lo que conlleva un mayor tratamiento previo de los efluentes por parte de las empresas o el pago de tasas por el vertido de aguas residuales.
Perú. Verificación de la precisión de los medidores de agua en Moyobamba © GIZ

Los ingresos provenientes de dichas tasas se reinvierten en la gestión de aguas residuales. Esto asegura la sostenibilidad financiera y ambiental.

  • Dos empresas prestadoras de servicios de agua y saneamiento acordaron la venta de aguas residuales tratadas, aumentando así los ingresos y reduciendo la contaminación. Además, las aguas residuales están revalorizándose en tiempos de escasez.
  • Los primeros y primeras cien estudiantes comenzaron su formación como técnicos o técnicas en agua y saneamiento.
  • Cientos de técnicos y técnicas se están preparando para obtener una nueva certificación profesional. A finales de 2018, el cuarenta por ciento del personal técnico de 20 empresas estará certificado. Esto asegura el funcionamiento adecuado y a largo plazo de las redes e instalaciones.