Cooperación Triangular entre México, República Dominicana y Alemania: Fortalecimiento de políticas públicas en gestión integral de residuos, a partir de la creación de modelos municipales integrales

Descripción breve del proyecto

Denominación: Fondo regional para el fomento de la Cooperación Triangular en América Latina y el Caribe – medida individual: Fortalecimiento de políticas públicas en gestión integral de residuos sólidos a partir de la creación de modelos municipales integrales
Comitente: Ministerio Federal de Cooperación Económica y Desarrollo (BMZ) de Alemania
País: República Dominicana (país receptor), México (país socio)
Duración total: 2014 a 2016

Situación de partida
Desde hace 15 años, Alemania apoya a México en el manejo de las crecientes cantidades de residuos sólidos de manera ecológicamente sostenible. Las autoridades mexicanas han desarrollado e implementado un sistema exitoso de gestión integral de residuos, que despierta gran interés en América Latina.

En 2008, México y Alemania iniciaron la primera Cooperación Triangular con República Dominicana, centrada en el desarrollo de conocimientos y recursos para la gestión de residuos sólidos. Desde entonces, se ha capacitado a más de 90 expertos ambientales, los cuales a su vez capacitaron a más de 3.000 personas, según el principio de “instruir al instructor”. El proyecto actual se financia mediante el Fondo regional para el fomento de la cooperación triangular en América Latina y el Caribe.

Objetivo
En cuatro municipios mejoraron los programas públicos de gestión de residuos sólidos gracias a la introducción de un modelo integral.

Procedimiento
La Secretaría del Medio Ambiente y Recursos Naturales (SEMARNAT) de México y la GIZ apoyan conjuntamente a las autoridades dominicanas para desarrollar, en primer lugar, planes individuales de gestión de residuos sólidos. Estos planes están dirigidos a los requerimientos especiales de los municipios Boca Chica, Cotuí, San Francisco de Macorís y San Juan de la Maguana. Se eligieron intencionalmente estos cuatro municipios muy distintos entre sí.

Además de los actores estatales como los alcaldes y las instancias a cargo de la eliminación de residuos, el proyecto también involucra como contrapartes a la sociedad civil y el sector privado. Los planes de gestión de residuos sólidos están dirigidos a fortalecer el marco normativo y lograr la sostenibilidad económica de los sistemas urbanos, por ejemplo mediante la introducción de impuestos que cubran los costos del manejo de los residuos.

En un segundo paso, se procederá a implementar los planes integrales de gestión de residuos sólidos en los cuatro municipios modelo. Las experiencias de estos cuatro municipios servirán para transferir los modelos a otras comunas de la República Dominicana. El proyecto aboga por incorporar, a lo largo del proceso, todos los aspectos políticos, jurídicos, económicos e impositivos, así como los sectores del medio ambiente, educación, salud y planificación urbana. Además, se aspira a fortalecer la responsabilidad y participación del sector privado.

Resultados
Con la primera Cooperación Triangular (2008), el tema de la gestión de residuos sólidos pasó a ocupar un lugar mucho más prominente en la agenda política nacional. De hecho, gracias a esta cooperación, se promulgó en 2015 la primera Ley General para el Manejo de los Residuos Sólidos en la República Dominicana. La actual Cooperación Triangular apoya a las autoridades para difundir e implementar esta importante norma legal: por ejemplo, todos los expertos ambientales capacitados están recibiendo un curso adicional sobre esta nueva ley.

Los expertos ambientales trabajan en los cuatro municipios modelo. En cada uno de ellos, se realizó un diagnóstico legal, financiero y técnico. Sobre esta base, se desarrolló un “Plan urbano para la prevención y gestión integral de los residuos sólidos” de acuerdo con las necesidades existentes. Los alcaldes y expertos en residuos sólidos de los municipios visitaron el estado de Jalisco en México, para conocer el sistema de gestión de residuos sólidos especialmente avanzado de una mancomunidad intermunicipal. Las experiencias de este viaje se integraron a la formulación de sus planes.

En relación con la nueva Ley de Residuos Sólidos, la GIZ organizó, a fines de 2014, un taller sobre la responsabilidad de las industrias transformadoras. El punto central fue el intercambio de experiencias entre los expertos mexicanos y sus contrapartes dominicanas, así como con representantes del sector privado dominicano.