Se realizó el Diálogo Mexicano-Alemán: Democratización Energética y Oportunidades para el Desarrollo Local

Para realizar la transición energética en México se requiere la participación de múltiples actores del sector público y privado, así como de la sociedad civil. Con el objetivo de conocer experiencias alemanas y mexicanas e intercambiar buenas prácticas en materia de la democratización de la política de energía y cambio climático, se llevó a cabo el foro “La Democratización Energética: Oportunidades para el Desarrollo Local”.

Antecedente:

México persigue una ambiciosa política energética y de cambio climático, previendo hasta 2030 una mitigación del 22% de gases de efecto invernadero en comparación con el escenario de referencia. Un tercio del total de estas emisiones proviene del sector energético. La Ley de Transición Energética, aprobada recientemente, brinda el marco legal para la transformación de este sector reduciendo sus emisiones. Al mismo tiempo, la liberalización del sector energético promueve la apertura de nuevas formas de producción y suministro a nuevos participantes del mercado, brindándoles la posibilidad de desarrollar nuevos modelos de mercado y nuevas estructuras de propiedad.  Para realizar la reforma y la transición energética se requiere la participación de múltiples actores del sector público y privado, así como de la sociedad civil. Las nuevas tecnologías limpias como las energías renovables y la eficiencia energética brindan la oportunidad de descentralizar el sistema energético y promover las cadenas de valor local, la inclusión social y el desarrollo energético local.

En Alemania, la “Energiewende” (Transición Energética) diversificó los actores, así que en 2012, 47% de su capacidad energética renovable provenía de la propiedad privada. Hasta la fecha existen más de 800 cooperativas energéticas y la población civil provee un tercio de las inversiones en energía renovable. Sin embargo, la aceptación social continúa desafiando a la transición energética.

Contenido del Foro:

Los panelistas de bienvenida destacaron que la transición energética representa un reto pero también una gran oportunidad para que México reduzca sus emisiones de GEI y aproveche sus recursos de manera racional, sustentable, con eficiencia económica y para beneficio social. Señalaron que para lograr la transición energética, la democratización energética es clave. Se afirmó que Alemania y México son socios estratégicos en materia de cambio climático y energía sustentable y la gran disposición por parte de ambos países para trabajar juntos en esta materia.

En Alemania la democratización energética empezó en los años 1970s y desde entonces se han desarrollado diferentes modelos de democratización energética, misma que se refiere a la participación de los ciudadanos en proyectos de energía renovable. La forma más conocida son las cooperativas energéticas. Expertos de varias instituciones alemanas presentaron las principales motivaciones para la democratización energética, mecanismos y prerrequisitos de la participación financiera de comunidades así como mejores prácticas en Alemania, entre otros. Señalaron que la democratización energética en Alemania es un aspecto clave del éxito de la “Energiewende” ya que las diferentes formas de democratización han desarrollado la aceptación local a través del empoderamiento de las comunidades y han dinamizado la economía local. Los ponentes destacaron que aunque existen factores de éxito para el involucramiento de los ciudadanos y la población local en proyectos energéticos, las buenas prácticas se tienen que adaptar al contexto nacional y no se pueden replicar como blueprint.

Representantes del sector público, académico y privado aclararon el marco regulatorio en materia de democratización energética en México. Aunque la democratización está establecida como uno de los cuatros objetivos del programa de la transición energética y ya existe un marco regulatorio en cuanto a sociedades cooperativas en México y el desarrollo de generación distribuida, hay un número muy limitado de iniciativas locales. Eso debe a que existen varios retos para la implementación, como por ejemplo el subsidio eléctrico que no favorece la adopción de tecnologías de energías renovables y sociedades cooperativas solamente pueden estar integradas por personas físicas y no morales, etc. El nivel sub-nacional tiene un papel importante en este ámbito y representantes de la Ciudad de México y del Estado de Sonora expusieron casos de éxito de la implementación de la transición energética a nivel estatal y local. Similar a los expertos alemanes, todos los ponentes mexicanos coincidieron que involucrar a los ciudadanos mexicanos será clave para asegurar el éxito de la transición energética.

Organización del Foro:

El evento se llevó a cabo el 08 de marzo del 2017 en el marco del Año Dual Alemania-México en el Palacio Legislativo de San Lázaro y fue organizado por la Comisión de Cambio Climático de la Cámara de Diputados, junto con la Secretaría de Energía y la GIZ, por encargo del gobierno alemán y la Embajada de la República Federal de Alemania.

En la fotografía: Panel de bienvenida (izquierda a derecha): Viktor Elbling (Embajador de la República Federal Alemana en México), Senadora Silvia Guadalupe Garza Galván (Presidente de la Comisión Especial de Cambio Climático de la Cámara de Senadores), Diputada Sharon Cuenca Ayala (Vicepresidente de Mesa Directiva de Cámara de Diputados), Mtro. Leonardo Beltrán Rodríguez (Subsecretario de Planeación y Transición Energética de la Secretaría de Energía), Diputada María de los Ángeles Rodríguez Aguirre (Presidente de la Comisión de Cambio Climático de la Cámara de Diputados), Diputado Marko Cortés Mendoza (Secretario de la Comisión de Cambio Climático de la Cámara de Diputados) y Diputado Javier Herrera Borunda (Secretario de la Comisión de Cambio Climático de la Cámara de Diputados).