Las inversiones públicas se vuelven resistentes ante los estragos del clima

Descripción breve del proyecto

Denominación: Inversión Pública y Adaptación al Cambio Climático
Comitente: Bundesministerium für Umwelt, Naturschutz, Bau und Reaktorsicherheit (BMUB), im Rahmen der Internationalen Klimaschutzinitiative (IKI)
País: Peru; mit Anteilen in Kolumbien und Brasilien
Entidad responsable a nivel político: Peru: Ministerio de Economía y Finanzas, (MEF); Brasilien: Ministerio de Planejamento, Orçamento e Gestão (MPOG); Kolumbien: Departamento Nacional de Planeación (DNP)
Duración total: 2011 a 2019

Perú. En el monumento arqueológico Choquequirao (Cusco) se perciben primeras evidencias de daños relacionados con el cambio climático. © GIZ

Situación de partida

Muchas inversiones en los países en desarrollo están expuestas a riesgos climáticos. Los fenómenos meteorológicos extremos, al igual que los cambios graduales debido al clima – como el derretimiento de los glaciares que abastecen las plantas hidroeléctricas – pueden causar graves perjuicios a todos los aspectos del desarrollo económico de un país. Perú, Colombia y Brasil forman parte de los países especialmente afectados por el cambio climático. Los gobiernos desean incluir en forma obligatoria las medidas de adaptación al cambio climático en los proyectos de inversión pública.

En el Perú se ha realizado una labor pionera en este sentido. En el proyecto “Inversión Pública y Adaptación al Cambio Climático en América Latina”, fomentado por la Iniciativa Internacional de Protección del Clima (IKI) del Ministerio Federal de Medio Ambiente, Protección de la Naturaleza, Obras Públicas y Seguridad Nuclear (BMUB) de Alemania, el cambio climático ha sido integrado como tema transversal en la planificación de los proyectos públicos. Para ello, la GIZ ha cooperado con el Ministerio de Economía y Finanzas y con el Ministerio del Ambiente del Perú (2011-2015). El proyecto se prolongará hasta 2019 en el Perú y se extenderá a Colombia y Brasil.

Objetivo

Las instancias políticas de decisión y el personal técnico de los ministerios de economía, finanzas y planificación de Brasil, Colombia y Perú toman en cuenta los riesgos climáticos y las opciones de adaptación al cambio climático durante la planificación de inversiones públicas. Ello permite reducir los daños económicos, sociales y ecológicos relacionados con el clima.

Procedimiento

En el proyecto antecesor también titulado “Inversión Pública y Adaptación al Cambio Climático”, se formuló una directriz nacional para inversiones públicas. Además, se desarrolló un análisis costo-beneficio, que ayuda a examinar los beneficios financieros de las inversiones en la capacidad de adaptación. Sobre la base de análisis de riesgos climáticos en dos regiones piloto, fue posible determinar medidas de adaptación, cuyo costo fue comparado con las pérdidas económicas probables. Las conclusiones obtenidas fueron integradas en la directriz para inversiones públicas en el Perú.

Hasta fines de 2015, alrededor del 40 por ciento de los proyectos de inversión pública en el Perú adoptaron las nuevas pautas para la gestión de riesgos climáticos. Para lograr imponer una modificación sostenible de los proyectos de inversión pública, el proyecto trabajó en estrecha colaboración con el Sistema Nacional de Inversiones Públicas (SNIP). El proyecto actual toma los resultados del proyecto anterior como punto de partida.

Después de que en el Perú entraron en vigencia los lineamientos generales para la gestión de riesgos climáticos en las inversiones públicas, las contrapartes del proyecto desarrollan actualmente pautas específicas para el sector turístico. Los sectores de energía y agua, así como otras dos regiones del país (Lambayeque y Puno), serán los siguientes. A largo plazo, las pautas para el sector turístico contribuirán sobre todo a proteger los destinos turísticos en las regiones andinas y el patrimonio cultural (sobre todo las edificaciones de barro, como por ejemplo Caral – la ciudad más antigua conocida en América) contra las consecuencias del cambio climático. Hasta 2019, por lo menos un tercio de los proyectos públicos de energía y agua en el Perú deberán integrar los riesgos climáticos y las medidas de adaptación en sus planificaciones.

A fin de aplicar eficazmente la gestión de riesgos climáticos, se viene actualizando el sistema de información y monitoreo del Ministerio de Economía y Finanzas de Perú, dotándolo de mapas regionales detallados que indican los peligros y los escenarios climáticos. Con la ayuda de este sistema, se podrá evaluar en el futuro la eficacia de las medidas de adaptación al clima.

Colombia y Brasil desean transferir a sus territorios los resultados logrados en el Perú. Las contrapartes del proyecto en dichos países son las autoridades y los ministerios nacionales de planificación. Ya se han suscrito acuerdos con las instituciones participantes y se han conformado equipos técnicos. Hasta 2018, deberá implementarse en cada país al menos un proyecto de inversión pública que sirva de modelo en el sentido de haber tomado en cuenta los riesgos climáticos y haber planificado medidas de adaptación. Sendos proyectos servirán de base para la integración sistemática de la gestión de riesgos climáticos en los proyectos de inversión pública de sus respectivos países.

Perú. Los andenes incaicos pueden ser destruidos por deslizamientos de tierras relacionados con el cambio climático. © GIZ

Una plataforma de conocimientos basada en Internet, al igual que modalidades de diálogo e intercambio de conocimientos entre los tres países y en todo el continente latinoamericano, deberán contribuir a transmitir las experiencias y los ejemplos exitosos de la práctica a otros usuarios de la gestión de riesgos climáticos en proyectos públicos.

Additional information