Conservar la riqueza biológica

Descripción breve del proyecto

Denominación: Políticas ambientales y manejo sostenible de los recursos naturales en Colombia (PROMAC)
Comitente: Ministerio Federal de Cooperación Económica y Desarrollo (BMZ) de Alemania
País: Colombia
Entidad responsable a nivel político: Agencia Presidencial de Cooperación Internacional de Colombia (APC-Colombia)
Duración total: 2012 a 2017

Colombia. El Páramo de Santurbán es un ecosistema andino a gran altura. Regula y almacena agua para dos millones de personas en el nordeste de Colombia. PROMAC contribuye a la protección de este ecosistema. (Foto: Sebastian Sunderhaus) © GIZ

Situación de partida

Colombia cuenta con una extraordinaria riqueza de diversidad biológica. En su territorio se hallan más de 300 ecosistemas diferentes, desde los bosques secos del Caribe hasta la espesa selva pluvial de la Amazonía. En esos paisajes únicos existen innumerables especies de flora y fauna, algunas de las cuales están amenazadas de extinción.

La diversidad biológica es uno de los principales recursos naturales del país; los ecosistemas proveen a la población de agua limpia, alimentos y materias primas para la producción de medicamentos. Dado que estos recursos naturales son utilizados en gran parte de manera no sostenible, peligra la capacidad de los ecosistemas para cumplir sus funciones. La diversidad biológica se ve también amenazada por los conflictos armados, el cultivo de drogas y la lucha para extirparlo, prácticas extensivas de producción agrícola y actividades mineras insuficientemente controladas.

Además, los principales actores del sector ambiental tienen dificultades para concertar, aplicar e imponer sus políticas y estrategias. Faltan prácticas de buena gobernanza, estructuras transparentes, una mayor participación de la población en los procesos de decisión y una mayor presencia del Estado en algunas partes del país.

Objetivo

Los principales actores del sector ambiental están en condiciones de implementar con eficiencia un conjunto de políticas y estrategias sectoriales concertadas, para así asegurar la protección a largo plazo y el uso sostenible de los recursos naturales.

Procedimiento

El Sistema de Información Ambiental de Colombia (SIAC) reúne los datos de, entre otros, el Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible, institutos de investigación y autoridades provinciales y municipales competentes en materia de política ambiental. El equipo del proyecto congrega a todos los responsables en torno a una mesa, a fin de elaborar conjuntamente una estrategia para asegurar la sostenibilidad financiera del SIAC. Además, se determinan indicadores estandarizados que constituyen un elemento esencial del sistema y el fundamento para la elaboración de los informes que debe presentar Colombia en el marco de sus obligaciones internacionales.

El proyecto apoya al Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible y a los municipios en la elaboración de un ordenamiento territorial de índole ecológica que tenga en cuenta la influencia del cambio climático. En dos áreas protegidas del departamento Norte de Santander, el ordenamiento territorial de las zonas de amortiguación está orientado a la conservación. De este modo se armonizan la protección de la diversidad biológica y los intereses de la población, por ejemplo en los ámbitos de urbanización y actividad agrícola.

Junto con el Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible, el equipo del proyecto desarrolla incentivos económicos para hacer más atractiva la conservación de la biodiversidad para las empresas y la población. Por ejemplo, un sistema de compensación obliga a las empresas a asumir sus responsabilidades en caso de que sus intervenciones dañen el medio ambiente. Por el contrario, tanto las empresas como la población pueden gozar de beneficios económicos si cuidan la diversidad biológica del país.

La empresa consultora GOPA apoya la implementación del programa.

Resultados

Con apoyo del proyecto, las instituciones del sector ambiental han incorporado el “crecimiento compatible con el medio ambiente” entre los temas transversales del Plan Nacional de Desarrollo 2014-2018.

Colombia aspira a ingresar a la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE). El equipo del proyecto ha asesorado a los responsables en el Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible acerca de cómo cumplir con los requisitos medioambientales para el ingreso a la OCDE, por ejemplo en la elaboración de las políticas y los planes de acción para la gestión de residuos sólidos y la gestión de riesgos de las sustancias químicas. En febrero de 2017, la Comisión de Política Ambiental de la OCDE certificó que Colombia ha cumplido los requisitos ambientales de adhesión.

El Sistema de Información Ambiental de Colombia (SIAC), una plataforma de información basada en Internet, informa sobre el estado de los recursos naturales. La plataforma facilita el acceso a información oficial, la toma de decisiones y la participación ciudadana en los procesos de planificación.

Los representantes de los municipios han adquirido los conocimientos necesarios para tomar en cuenta los aspectos ambientales al planificar su ordenamiento territorial. En cinco municipios o territorios indígenas, ya se han acompañado planes de ordenamiento territorial que protegen áreas ecológicas importantes. En Tolima y la región del Caribe, se ha continuado la implementación de medidas para la adaptación al cambio climático basada en ecosistemas en zonas especialmente afectadas por la sequía.

En el departamento Atlántico, en la costa del Caribe, se está aplicando por primera vez en Colombia el Manual para la Asignación de Compensaciones por Pérdida de Biodiversidad. En caso de producirse pérdidas de biodiversidad debido a actividades de empresas o instituciones, la cartera de áreas prioritarias para la conservación define las áreas en que deben compensarse las pérdidas, así como las medidas a aplicar para ello.

Colombia. El mono tití está en peligro de extinción en Colombia. Es el emblema del proyecto PROMAC © GIZ

El Páramo de Santurbán es un ecosistema andino situado más allá del límite arbóreo que suministra agua potable a unos dos millones de personas. En el departamento Norte de Santander, instituciones públicas y actores privados – por ejemplo, la municipalidad de la ciudad de Cúcuta, una fábrica de cerveza, la Cámara de Comercio local y el gobierno del departamento – han fundado una alianza para la conservación de este importante ecosistema, y aseguran su protección a través de medidas de reforestación y rehabilitación de zonas del páramo y la introducción de una agricultura más sostenible.