Mecanismos Financieros para un Desarrollo Bajo en Carbono

Descripción breve del proyecto

Denominación: Mecanismos Financieros para un Desarrollo Bajo en Carbono (FinanCC) – en el marco del programa mundial Climate Finance Readiness
Comitente: Ministerio Federal de Cooperación Económica y Desarrollo (BMZ) de Alemania
País: Perú
Entidad responsable a nivel político: Ministerio de Vivienda, Construcción y Saneamiento (MVCS)
Duración total: 2015 - 2017

© GIZ

Situación de partida

En el marco de la COP 15, durante la Conferencia Internacional sobre el Cambio Climático de las Naciones Unidas en Copenhague en 2009, la comunidad internacional de Estados decidió movilizar anualmente 100 mil millones de dólares estadounidenses a partir de 2020. Estos fondos provendrán de fuentes públicas y privadas, y se destinarán a la protección del clima y la adaptación al cambio climático en los países en desarrollo. Serán puestos a disposición a través del Fondo Verde para el Clima (GCF) de las Naciones Unidas.

Los objetivos del Perú relacionados con su contribución a la protección mundial del clima prevén para el año 2030 una reducción de alrededor del 30% de gases de efecto invernadero. Para financiar estos esfuerzos, las instituciones públicas peruanas desean hacer uso de los fondos del GFC. Para acceder a la adjudicación directa de estos recursos es necesario contar con una acreditación. Sin embargo, el Perú aún no cumple con todos los prerrequisitos institucionales y las condiciones marco políticas para ello.

Si bien los fondos climáticos internacionales jugarán un importante rol en el futuro, en muchos casos las actividades de mitigación sólo serán sostenibles si se integran a las finanzas públicas nacionales y si se logra movilizar inversiones del sector privado.

Objetivo

Las instituciones peruanas consideran aspectos relevantes para el clima en el marco del desarrollo (ulterior) y de la aplicación de mecanismos financieros.

© GIZ

Procedimiento

La GIZ ejecuta este proyecto por encargo del Ministerio Federal de Cooperación Económica y Desarrollo (BMZ) de Alemania. El proyecto es cofinanciado por la Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (USAID). Las contrapartes peruanas son el Ministerio de Economía y Finanzas; el Ministerio del Ambiente; el Ministerio de Vivienda, Construcción y Saneamiento; y el Ministerio de Transportes y Comunicaciones. Además, participan el Fondo Mivivienda, destinado a financiar la construcción de viviendas sociales, y Agrobanco, el banco de fomento agropecuario.

La cooperación se concentra en temas como la construcción, el transporte urbano y el uso sostenible de la tierra. Entre otros, el proyecto brinda apoyo:

  • al Ministerio de Economía y Finanzas en la determinación de un precio para el carbono con miras a fomentar las tecnologías limpias en los proyectos de inversión pública;
  • al Ministerio de Vivienda, Construcción y Saneamiento para el desarrollo de estándares de construcción sostenibles y su aplicación a las inversiones públicas;
  • al Ministerio de Transportes y Comunicaciones para el diseño de un presupuesto basado en resultados, aplicable al programa de fomento de medidas para un transporte urbano sostenible;
  • al Fondo Mivivienda para la introducción de una línea de crédito subvencionada aplicable a viviendas propias “verdes”;
  • a Agrobanco para el desarrollo de una línea de crédito dirigida al fomento de actividades agroforestales integradas por parte de pequeños campesinos.