Transición energética en la República Dominicana: fomentar las energías renovables y cumplir los objetivos climáticos

Breve descripción del Proyecto

Nombre: Fomento de un Sector Energético Bajo en Emisiones para la Implementación de los Objetivos Climáticos de la República Dominicana
Comitente: Ministerio Federal de Medio Ambiente, Protección de la Naturaleza y Seguridad Nuclear (BMU) en el marco de la Iniciativa Internacional de Protección del Clima (IKI)
País: República Dominicana
Contraparte: Ministerio de Energía y Minas (MEM)
Duración: 2017 a 2022

Proyecto Transición Energética_logo

Situación de partida 

La República Dominicana produce electricidad principalmente a partir de combustibles fósiles, como el fuel  oil, gas natural y carbón. Aproximadamente  un tercio de sus emisiones de gases de efecto invernadero provienen del sector energético. 

Este país es una de las economías con mayor ritmo de crecimiento en América Latina, por lo que la demanda energética y las emisiones de gases de efecto invernadero están aumentando. 

De acuerdo con sus objetivos climáticos, la República Dominicana se ha comprometido a reducir de aquí al 2030 una tercera parte de sus emisiones de gases de efecto invernadero con respecto al año 2010. Con dicho fin, en el 2007 se aprobó la Ley Número 57-07, sobre el Incentivo al Desarrollo de Fuentes Renovables de Energía y sus Regímenes Especiales, cuyo objetivo es garantizar que de aquí al 2025, el 25 % de la electricidad producida provenga de fuentes de energía renovables. Del 2011 al 2017, se ha multiplicado la producción de energía solar, hidráulica y eólica por más de 40, pasando de 14 a 562 gigavatios-hora. En el 2018, por ejemplo, se construyó en Montecristi el parque fotovoltaico más grande del Caribe bajo la dirección de empresas alemanas y con financiación alemana. Está previsto ampliar en el 2019 la actual capacidad instalada de 58 MW a 116 MW. 

A pesar de la importante ampliación de la capacidad, la cuota de las energías renovables en la matriz energética es, por el momento, muy limitada. Todavía existe cierto escepticismo entre la población, en la política y  la economía.

Objetivo

La política en materia de cambio climático y energía de la República Dominicana posibilita una transición hacia un sector energético de emisiones reducidas, sostenible y compatible con el clima. De esta manera, la República Dominicana alcanza sus objetivos nacionales y cumple con sus obligaciones internacionales. 

Solar Panels(2) Dom Rep_Energy Transition

Procedimiento

La GIZ trabaja, en estrecha colaboración con el Ministerio de Energía y Minas (MEM) y con otras 16 contrapartes del sector energético de la República Dominicana, a fin de fomentar las energías renovables y contribuir a la reducción de las emisiones de gases de efecto invernadero, como en apoyar reformas en el sector energético. 

Así, por ejemplo, se agilizarán los procedimientos de autorización y se desarrollarán mecanismos de financiamiento innovadores para fomentar la inversión en energías renovables. Además, el proyecto apoya la adopción de medidas de mitigación adecuadas a cada país (NAMA, por sus siglas en inglés), que son medidas para la protección del clima voluntarias y prometedoras, y el cumplimiento de los objetivos nacionales de protección del clima (contribuciones determinadas a nivel nacional, o NDC, por sus siglas en inglés). 
Con el objetivo de generar una mayor aceptación entre la población, se llevarán a cabo proyectos piloto que cuenten con la participación ciudadana (energía ciudadana), de cooperativas y municipios. 

La GIZ y sus contrapartes mejorarán las condiciones marco institucionales y normativas para fomentar las energías renovables. Gracias a un procedimiento de licitación y de autorización simplificado (“ventanilla única”), se pretende facilitar la inversión en éstas. Asimismo, se introducirán nuevos instrumentos de financiamiento y se organizarán capacitaciones para bancos locales. Actualmente, estas entidades apenas ofrecen productos atractivos para financiar energías renovables. 

 A través de acciones de comunicación y capacitaciones para periodistas, se reducirá el escepticismo y se mejorarán los conocimientos de la población sobre energías renovables y el cambio climático. 

Junto con instituciones públicas y empresas privadas del sector energético, la GIZ elabora un inventario de gases de efecto invernadero del sector de la energía a fin de definir, priorizar y explotar los potenciales de ahorro.

Los operadores de red recibirán capacitaciones sobre cuestiones relacionadas con la integración de la red en Alemania y en la República Dominicana, y se les brindará asesoramiento sobre las normas de acceso a la red (grid codes). Un estudio determinará el potencial nacional de energía solar y eólica. Adicionalmente, el Proyecto apoya la creación de un sistema de predicción a fin de facilitar la integración en la red de las fuentes de energía fluctuantes y poder pronosticar las fluctuaciones.

Vista Aerea Montecristi Solar_Dom rep(3) Energy Transition