Seguros que protegen contra el cambio climático

Descripción breve del programa

Denominación: Gestión Financiera Integral de Riesgos Asociados a Fenómenos Climáticos en el Sector Agrario en el Perú (CAT)
Comitente: Bundesministerium für Umwelt, Naturschutz und Reaktorsicherheit (BMU), en el marco de la Iniciativa Internacional de Protección del Clima (IKI)
País: Perú
Entidad responsable a nivel político: Ministerio de Agricultura y Riego (MINAGRI)
Duración total: 2014 hasta 2019

CAT_1_rdax_782x524_rdax_350x235

Situación de partida

En Perú, alrededor de tres cuartos de la población rural trabaja en el sector agrario. Los principales cultivos son la caña de azúcar, arroz, maíz, papa, plátano, yuca y forraje para el ganado. En los últimos años, la agricultura se ha desarrollado dinámicamente. El volumen de exportación anual creció entre 2010 y 2017 un 41 por ciento, llegando a 4500 millones de dólares americanos. Sin embargo, debido al cambio climático aumentan las sequías, inundaciones, deslizamientos de tierra y fluctuaciones anormales de temperatura. El fenómeno climático El Niño causa regularmente miles de millones en pérdidas económicas.

Los fenómenos climáticos extremos también dificultan la lucha contra la pobreza, que afecta al 60 por ciento de la población rural. El objetivo del gobierno peruano es mejorar los ingresos y las condiciones de vida, especialmente de los pequeños agricultores. Éstos deben estar en mejores condiciones de protegerse contra los riesgos climáticos y las pérdidas de cultivos asociadas a éstos. Además, se busca que los propios agricultores apliquen medidas de reducción de riesgos. Por ejemplo, pérdidas causadas por sequías severas se pueden evitar al cultivar plátanos, ya que es un cultivo que requiere significativamente menos agua que el cultivo de arroz.

Objetivo

Perú cuenta con un sistema de transferencia del riesgo estatal y privado para el sector agrícola, que incluye un seguro de protección contra riesgos climáticos.

puno61

Procedimiento

La Deutsche Gesellschaft für Internationale Zusammenarbeit (GIZ) GmbH apoya el desarrollo de un sistema integrado de gestión financiera como protección contra riesgos climáticos. En el marco del proyecto, financiado por la Iniciativa Internacional de Protección del Clima (IKI), la GIZ trabaja junto con el Ministerio de Agricultura y Riego, la Superintendencia de Banca, Seguros y Administradoras de Fondos de Pensiones y el Ministerio de Economía y Finanzas, así como con empresas privadas de seguros. Con el fin de analizar la vulnerabilidad del sector agrícola al cambio climático, se ha establecido una alianza con la reaseguradora Munich Re.

El objetivo es establecer condiciones marco institucionales y jurídicas para que funcione un sistema de transferencia del riesgo hasta el 2019. Para ello, se unificarán las directrices sobre seguros agrícolas, que hasta ahora están dispersas en diversas leyes, decretos, resoluciones, planes e iniciativas políticas. Además, se mejorará la coordinación de las tareas entre las diversas instituciones en todos los niveles del gobierno. El concepto para el sistema de transferencia del riesgo se desarrolla conjuntamente por el Estado, y por los sectores agrícola, de seguros y bancario. En el futuro se prevé tener una base de datos que cuente con todas las pólizas y siniestros.

A fin de poder evaluar los riesgos climáticos se viene desarrollando un sistema georreferenciado de recopilación de datos y de administración. El método de Mapeo de Áreas Agrícolas (MAA), que utiliza datos satelitales y de teledetección, se implementa como modelos en las regiones de Lambayeque, Apurímac y Ucayali. De esta manera, las estadísticas agrícolas llegan a ser más confiables.

Asimismo, se están desarrollando capacitaciones para el personal técnico del sector público y privado con el fin de garantizar el desarrollo de competencias en el área de la gestión sostenible de los sistemas de transferencia de riesgos.

CAT_3_rdax_350x233

Resultados

El mercado peruano de seguros agrícolas ha crecido en casi un 97 por ciento desde el inicio del proyecto. En 2017, aproximadamente 690,000 hectáreas fueron aseguradas por el Seguro Agrícola Catastrófico (SAC) y el Seguro Agrícola Comercial. Esta área asegurada representa el 16.6 por ciento de la superficie cultivada. Al comienzo del proyecto, la cifra no pasaba de 350,000 hectáreas. Los seguros agrícolas actualmente ofrecen protección contra los riesgos económicos a consecuencia de fenómenos climáticos a un total de 300,000 productores en 14 regiones. Las recomendaciones para el cálculo de las tasas de las primas han permitido reducirlas y aumentar las tasas de compensaciones por pérdidas.

Las capacitaciones de expertos y tomadores de decisiones en el Ministerio de Agricultura y Riego, así como en la Superintendencia de Banca ha contribuido a mejorar la calidad de las decisiones técnicas. Hasta ahora, 22 colaboradores de diez instituciones diferentes han concluido el primer curso en línea sobre seguros agrícolas en el Perú. El curso proporciona importantes conceptos de seguros agrícolas que los participantes implementan en su trabajo diario. 24 economistas agrícolas de la Universidad Nacional Agraria La Molina han recibido capacitación en un curso teórico-práctico sobre seguros agrícolas y liquidación de siniestros.