Empresas de agua potable y aguas residuales en el camino a la neutralidad de CO2 (WaCCliM)

Descripción breve del proyecto

Denominación: Empresas de agua potable y aguas residuales en el camino a la neutralidad de CO2 (WaCCliM)
Comitente: Ministerio Federal de Medio Ambiente, Protección de la Naturaleza, Obras Públicas y Seguridad Nuclear (BMUB) de Alemania, en el marco de la Iniciativa Internacional de Protección del Clima (IKI)
País: Global, con medidas en México, Perú y Tailandia
Entidad responsable a nivel político: México: Comisión Nacional del Agua (CONAGUA); Perú: Ministerio de Vivienda, Construcción y Saneamiento (MVCS); Tailandia: Ministerio de Recursos Naturales y Medio Ambiente (MONRE)
Duración total: 2013 a 2019

Situación de partida

Las empresas de agua y saneamiento forman parte de los grandes consumidores de energía en los países emergentes y en desarrollo. Una parte de este consumo se relaciona con las elevadas pérdidas de agua y energía. En México, Perú y Tailandia, muchas empresas hacen uso de tecnologías de procesamiento y bombas obsoletas, que consumen mucha energía. Por otro lado, no se aprovechan las opciones para la recuperación de energía y nutrientes a partir de aguas residuales.

A través de una mejor eficiencia energética, así como la generación de energía y el reciclado de nutrientes a partir de aguas residuales, las empresas de agua y saneamiento pueden reducir las emisiones de CO2, ya sea directamente o a través de la generación de energía y la producción de fertilizantes.

En los países industrializados, estas medidas técnicas se hallan integradas en programas para el ahorro y la recuperación de energía; los primeros proyectos piloto han dado como resultado un gran ahorro energético. Sin embargo, en los países contraparte se carece a menudo de los conocimientos necesarios para formular planes de ahorro y obtención de energía e institucionalizarlos de manera sostenible. Además, no se cuenta con los valores de referencia y las estructuras de incentivos que se requerirían para apoyar a las empresas de agua y saneamiento en la implementación de estrategias de mitigación.

Objetivo

El balance de gases de efecto invernadero de las empresas de agua y saneamiento en México, Perú y Tailandia ha mejorado gracias a la introducción de tecnologías reductoras de gases de efecto invernadero, manteniendo a la vez un rendimiento por lo menos constante.

Procedimiento

El proyecto introduce tecnologías reductoras de gases de efecto invernadero en las empresas de agua y, mejorando así el balance de CO2 de dichas empresas.

En los tres países, el proyecto acuerda y coordina medidas piloto con la respectiva entidad responsable a nivel político. El proyecto trabaja con el personal técnico y directivo, y lo asesora para hallar la forma de mejorar las condiciones marco políticas, regulatorias e institucionales para la integración de medidas reductoras de gases de efecto invernadero en el sector del agua. Las medidas piloto se conciben de tal manera que otras empresas las puedan copiar fácilmente. El asesoramiento se concentra en el apoyo a las estrategias nacionales de mitigación, así como en la introducción de mecanismos de financiamiento apropiados.

A fin de institucionalizar y difundir los conocimientos técnicos para la reducción de gases de efecto invernadero en las empresas de agua y saneamiento, el proyecto procede a establecer redes de contacto entre el personal de las empresas piloto y otras empresas. Las experiencias de las empresas piloto y las autoridades que han mejorado las condiciones marco nacionales se incluyen en guías y manuales internacionales para empresas de agua y saneamiento. La Asociación Internacional del Agua (IWA por sus siglas en inglés) pone a disposición estas publicaciones en una plataforma virtual de información y las difunde a través de las redes ya existentes y los eventos internacionales del sector del agua.

Resultados

Mediante la implementación de una eficaz combinación de tecnologías reductoras de gases de efecto invernadero, es posible movilizar el potencial de mitigación en las empresas de agua y saneamiento a lo largo de todo el proceso de suministro de agua potable hasta el tratamiento de aguas residuales. Los proyectos piloto en países industrializados han demostrado que la suma de los procesos de consumo y producción de energía en el régimen de aguas y el reciclado de nutrientes en las empresas de aguas residuales ya permiten llegar a la neutralidad de CO2. El aporte del proyecto a la protección del clima en toneladas evitadas de CO2 recién se podrá calcular después de determinar una línea de base, cosa que sucederá a principios de 2015 en los tres países contraparte.