Gestión Ambiental Urbana e Industrial

Breve descripción del proyecto

Nombre: Gestión Ambiental Urbana e Industrial en México
Comitente: Ministerio Federal de Cooperación Económica y Desarrollo (BMZ) de Alemania
País: México
Contraparte: Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (SEMARNAT) de México
Duración: 2010 a 2013

Situación actual
El fuerte crecimiento industrial de México en las últimas décadas ha causado numerosos problemas medioambientales. Emisiones de diversa índole contaminan los suelos, el agua y el aire. Casi el 30 % de los residuos municipales y el 80 % de los desechos peligrosos se siguen eliminando de manera inadecuada, y no se ha identificado, sino una pequeña parte de los terrenos contaminados, de la que se han saneado sólo 30 aproximadamente.

México cuenta con una legislación y estrategias maduras de protección del medio ambiente que resultan ejemplares en comparación con el resto de Latinoamérica, pero la aplicación efectiva de las normas, sobre todo en los municipios, es aún insuficiente. Las causas de ello residen en la falta de competencias técnicas y las carencias en materia de gestión. También existen dificultades en lo que respecta a la financiación, la operación sostenible de las plantas de tratamiento y la infraestructura de eliminación de residuos. El sector privado no cuenta con incentivos para involucrarse en la gestión ambiental, y la población y los responsables de la elaboración de políticas apenas empiezan a tomar conciencia del medio ambiente.

Objetivo
Aumentar la eficacia de la gestión ambiental urbana e industrial, en especial en los ámbitos de gestión de residuos y reciclamiento de superficies.

Enfoque
Desde enero de 2010, la GIZ, conjuntamente con el KfW Entwicklungsbank (banco de desarrollo KfW) y expertos de CIM, apoya a México en la búsqueda de soluciones sustentables en materia de protección ambiental urbana e industrial. La GIZ se apoya en las experiencias del proyecto „Gestión de Residuos Sólidos y Sitios Contaminados“, que la empresa llevó a cabo con éxito desde 2005, hasta diciembre de 2009, también por encargo del Ministerio Federal de Cooperación Económica y Desarrollo (BMZ) de Alemania. Son nuevos los temas de eficiencia de los recursos, reciclamiento de superficies e instrumentos de gestión ambiental, así como el tema transversal de protección del clima, que constituye una base de trabajo compartida con el programa de energía de la GIZ en México.

El programa se concentra en tres áreas de actividad:

  1. Mejorar el intercambio de conocimientos y experiencias entre los municipios, los Estados, la Secretaría de Medio Ambiente y otras instituciones públicas, así como con las organizaciones empresariales y las universidades, mediante el fomento de redes y la organización de actividades de información.
  2. Potenciar el desempeño de las instituciones a nivel federal, estatal y municipal mediante la oferta de capacitaciones y el mejoramiento de sus estructuras organizativas, su capacidad operativa y sus competencias.
  3. Elaborar instrumentos adecuados de gestión ambiental. En este contexto, la GIZ promueve, entre otros aspectos, la estandarización del registro y el uso de datos, el Sistema de Información de Sitios Contaminados (SISCO), instrumentos económicos para la introducción de la gestión integral de residuos y temas innovadores, como la gestión de los flujos de materiales.

Un papel importante desempeñan, además, las cooperaciones de desarrollo con el sector privado en temas innovadores como la gestión de residuos y sitios contaminados. Como país emergente, México ofrece, además, excelentes posibilidades en lo que respecta a la transferencia de las experiencias adquiridas a otros países de la región a través de cooperaciones triangulares.

El programa trabaja, entre otras, con las siguientes contrapartes locales:

  • Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (SEMARNAT) de México
  • Instituto Nacional de Ecología y Cambio Climático (INECC)
  • Secretarías de medio ambiente de entidades federativas seleccionadas y la Asociación Nacional de Autoridades Ambientales Estatales (ANAAE) integrada por ellas
  • Administraciones ambientales de municipios mexicanos seleccionados.

El módulo del programa „Gestión de sitios contaminados y reciclamiento de superficies“ es ejecutado por la empresa consultora GOPA Gesellschaft für Organisation, Planung und Ausbildung mbH.

Impactos
En el marco del programa se han formado a 590 asesores municipales, a través de diferentes ofertas de capacitación. Estos expertos en residuos han contribuido a fortalecer la gestión de residuos de 660 municipios de casi todos los Estados mexicanos.

En el Estado de Quintana Roo se confeccionaron más de 100 planes de gestión de residuos industriales de acuerdo con nuevas directivas. Este instrumento de planificación, sirve para mejorar el manejo de desechos industriales. A través de un intercambio específico de expertos se ha podido apoyar la introducción de planes de gestión en otras tres entidades federativas.

En colaboración con la Secretaría de Medio Ambiente y el Instituto Nacional de Ecología y Cambio Climático, se elaboraron estrategias de reciclaje de botellas de tereftalato de polietileno (PET) y de aparatos eléctricos obsoletos. Con la ayuda de expertos alemanes se han podido confeccionar, por primera vez, balances ecológicos para esta clase de residuos.

Con la introducción del Sistema de Información de Sitios Contaminados (SISCO), de fácil manejo, ha sido posible identificar sitios contaminados y priorizarlos de acuerdo con su peligrosidad. Con este sistema se determinan las necesidades de actuación que existen en cada caso. La cantidad de superficies registradas en SISCO ha aumentado en un 85 %. En 2013, expertos mexicanos asesoraron a Perú para la introducción de un sistema adaptado.

Contact

Sören Rüd
soeren.rued@giz.de