Sistemas nacionales de contabilidad de las contribuciones a la mitigación de los países No-Anexo 1

Breve descripción del proyecto

Nombre: Reglas de contabilidad para el logro de los objetivos de mitigación de emisiones de los países No-Anexo 1.
Comitente: Ministerio Federal de Medio Ambiente, Protección de la Naturaleza, Obras Públicas y Seguridad Nuclear (BMUB) de Alemania
País: México, Colombia, Costa Rica
Contraparte: Agencia Mexicana de Cooperación Internacional para el Desarrollo (AMEXCID), Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (SEMARNAT) de México, Ministerio de Ambiente y Energía (MINAE) de Costa Rica, Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible (MADS) de Colombia
Duración: 2014 a 2017

© GIZ

Situación actual
El cambio climático se considera una de las más serias amenazas a nuestro planeta. En el Protocolo de Kioto, con base en la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (CMNUCC), muchos países industrializados se comprometieron a reducir sus emisiones nocivas de gases de efecto invernadero. No obstante, este grupo es únicamente responsable de un poco más del 10% de las emisiones globales. De manera cada vez más marcada, los grandes países emergentes como China, India, Brasil o México forman parte de los principales países contaminantes. En un nuevo acuerdo global sobre cambio climático para el periodo después de 2020, todas las naciones habrán de comprometerse con metas vinculantes de reducción.

Objetivo
México, Costa Rica y Colombia identifican y documentan -sobre la base de reglas de contabilidad elaboradas conjuntamente- los avances en el logro de sus contribuciones nacionales a la mitigación de los gases de efecto invernadero. Estas reglas son puestas a disposición de la comunidad internacional, gracias a una herramienta de software y otras medidas.

Enfoque
A diferencia del Protocolo de Kioto, el nuevo acuerdo climático global permite también otras contribuciones, no solo contribuciones absolutas de reducción de emisiones; por ejemplo, metas que establecen una mayor proporción de energías renovables o un crecimiento económico con menores emisiones de carbono. No obstante, para garantizar la trazabilidad internacional del logro de dichas metas, se requieren nuevas reglas de contabilidad.

En 2015, México fue el primer país no industrializado en entregar su meta nacional en las llamadas contribuciones previstas y determinadas a nivel nacional –INDC– a la CMNUCC; Colombia y Costa Rica siguieron su ejemplo en septiembre del mismo año. La GIZ asiste a estos tres países latinoamericanos en la creación de un sistema de seguimiento a las respectivas metas climáticas nacionales.

En comparación con otros países emergentes y en desarrollo, los tres países contraparte han logrado grandes avances en términos de esfuerzos de protección climática; sin embargo, aplican diferentes enfoques. Sobre la base de las necesidades de cada país, el proyecto trabaja por desarrollar condiciones marco apropiadas para el seguimiento al compromiso internacional de los países en materia de cambio climático, tomando en cuenta lineamientos internacionales.

La GIZ coopera estrechamente con los ministerios y las autoridades nacionales a cargo de las políticas sobre cambio climático. Organiza cursos de formación y capacitación, lleva a cabo estudios y recolecta datos. Además, desarrolla una herramienta de software sencilla. El proyecto cuenta con el apoyo técnico del Öko-Institut de Alemania. Como segundo paso, las reglas de contabilidad climática, los procedimientos y la herramienta de software elaborados para los tres países serán difundidos a nivel internacional. Los hallazgos del proyecto serán puestos a disposición de un público experto por medio de sitios web y grupos de trabajo especializados, por ejemplo como parte de eventos paralelos a las sesiones de la Conferencia de las Partes (COP) de la CMNUCC o la Alianza Internacional para la Mitigación y MRV (IPMM).

Impactos
A raíz de las actividades del proyecto, las reglas de contabilidad ya se tomarán en cuenta a la hora de definir las INDC. Ya se han emitido documentos guía para diferentes áreas de interés en el contexto de las reglas de contabilidad (uso de suelo, prevención de la doble contabilidad de certificados en el mercado de carbono y clasificación de inversiones en el ámbito climático).

En los tres países contraparte, varios donantes se comprometen con la protección climática. Costa Rica recibe asistencia por parte del Banco Mundial y el World Resources Institute en la definición de sus INDC. El proyecto brinda apoyo técnico en este proceso y se beneficia a la vez de las experiencias de los otros actores. Asimismo, apoya las cooperaciones Sur-Sur entre México, Colombia y Costa Rica, lo cual promete resultados positivos, especialmente en lo que se refiere a la sostenibilidad después de la finalización del proyecto.

Contact

Daniel Blank
daniel.blank@giz.de