Protección y uso sostenible de la Selva Maya

Breve descripción del proyecto

Nombre: Protección y uso sostenible de la Selva Maya
Comitente: Ministerio Federal de Cooperación Económica y Desarrollo (BMZ) de Alemania
País: Belice, Guatemala, México
Contraparte: Comisión Centroamericana de Ambiente y Desarrollo (CCAD)
Duración: 2011 a 2019

Selva-Maya_Ramon-Nuss

Situación de partida

La Selva Maya, compartida por México, Belice y Guatemala, representa uno de los sistemas ecológi-cos de mayor importancia a nivel global. Se le considera como el macizo continuo de bosque tropical húmedo y subhúmedo más extenso de Mesoamérica. Ocupa una superficie mayor a cuatro millones de hectáreas de áreas protegidas. Factores ecológicos y ambientales han favorecido que hoy en día se distribuyan en la Selva Maya más de 20 ecosistemas, entre ellos las selvas siempre verdes del Petén y las selvas secas al norte de la Península de Yucatán. Estos ecosistemas cumplen una impor-tante función en términos de protección de agua y de conectividad paisajística.

Sin embargo, la Selva Maya enfrenta grandes amenazas que comprometen su viabilidad y funcionali-dad a mediano y largo plazo. Estas amenazas se relacionan con incendios forestales, tala ilegal y tráfico ilegal de especies de flora y fauna en la mayor parte de la zona. También tienen un impacto importante la degradación y el cambio de uso de suelo, causados por las actividades agropecuarias y la aplicación de pesticidas. Por otro lado, las fronteras entre los tres países que comparten los recursos naturales de la Selva Maya, acentúan el reto de implementar estrategias conjuntas de mitigación de estas amenazas.

Objetivo

Los actores clave de los gobiernos y la sociedad civil implementan medidas concertadas para la protección y el uso sostenible de la biodiversidad y de los recursos naturales en la región Selva Maya.

Selva-Maya_Ausblick_rdax_782x521

Procedimiento

Reconociendo que uno de los desafíos centrales en la zona consiste en la protección y la conservación de la Selva Maya, a través del uso sustentable de sus recursos naturales a largo plazo, el Pro-grama Selva Maya busca fortalecer una adecuada coordinación y cooperación trinacional, que permita consolidar la conservación de esta región transfronteriza. 
El proyecto coopera en Belice, Guatemala y México con organizaciones gubernamentales y de la sociedad civil que son responsables de la conservación de las áreas protegidas y las zonas de influencia. Las contrapartes nacionales son el Forest Department (FD) en Belice, el Consejo Nacional de Áreas Protegidas (CONAP) en Guatemala y la Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas (CONANP) es un aliado estratégico en México. 

Para alcanzar su objetivo, las actividades se enfocan en cuatro ejes tematicos:

  • Conservación de áreas protegidas y diversidad biológica 
  • Planificación del uso de la tierra tomando en cuenta la protección del medio ambiente 
  • Alternativas sostenibles para el aumento de los ingresos
  • Fortalecimiento de la gobernanza ambiental en la región de la Selva Maya

Las actividades en Belice son ejecutadas por IP Consult, en cooperación con el ECO Consulting Group.

Resultados

Desde su inicio y hasta ahora, el proyecto cuenta con resultados e impactos concretos, entre otros:

  • La superficie de bosques tropicales protegidos en Calakmul, México, se ha incrementado en 100 mil hectáreas a través de la certificación de Áreas Destinadas Voluntariamente a la Conservación en 2017.
  • En más de 10.000 hectáreas, los incendios forestales fueron combatidos en el ano 2017 gracias a capacidades fortalecidas de brigadistas comunitarios en Bala’an K’aax y Calakmul, México. Y en 2018 se han podido evitar incendios por actividad agrícola en 28 comunidades gracias al sistema de alerta temprana de incendios en Guatemala.
  • A través del Consejo Municipal de Desarrollo Rural Sustentable (CMDRS) se ha fortalecido la gobernanza territorial en Calakmul por lo que la operatividad y transparencia en la toma de decisiones se ha mejorado.
  • Más de 450 familias han mejorado sus capacidades en el manejo de productos no madera-bles (miel y semilla de ramón). Del fortalecimiento de estas cadenas de valor se benefician más de 2600 familias en los tres países.
  • En Guatemala y Belice, más de 140 familias han diversificado sus huertos familiares cultivándolos bajo un modelo agroecológico, reduciendo tanto el uso de fertilizantes químicos, como quemas agrícolas, mientras incrementan sus ingresos.
  • A través del Grupo Estratégico de Coordinación (GEC) de la Selva Maya, fundado en 2015 y conformado por representantes de las instituciones responsables de la protección y la conservación de las áreas protegidas de los tres países, funciona una plataforma de incidencia a nivel político.
  • Así mismo, con la conformación del Grupo Operativo de Coordinación Trinacional (Directores y Subdirectores de áreas protegidas de la Selva Maya) funciona una plataforma de incidencia a nivel técnico – operativo, que coordina e implementa actividades de cooperación transfronteriza elevando la capacidad de diálogo y comunicación permitiendo elevar el intercambio de información clave, la planificación y la toma de decisiones.