Reducir las emisiones de gases de efecto invernadero con el comercio de derechos de emisión

Descripción breve del proyecto

Denominación: Preparación de un Sistema de Comercio de Emisiones en México (SiCEM)
Comitente: Ministerio Federal de Medio Ambiente, Protección de la Naturaleza y Seguridad Nuclear (BMU) de Alemania
País: México
Contraparte: Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (SEMARNAT)
Duración total: 2017 a 2023

GIZ  - 02

Situación actual

En el marco del Acuerdo de París sobre el cambio climático, los países participantes se fijaron objetivos nacionales  para reducir sus emisiones de gases de efecto invernadero: hasta 2030, México quiere reducir sus emisiones en un 22 % con respecto al escenario tendencial. En 2020, el país reafirmó este objetivo y actualizó su contribución nacional a la protección del clima (contribución determinada a nivel nacional; NDC, por sus siglas en inglés).

México está definiendo actualmente las políticas y medidas adecuadas para cumplir con su contribución determinada a nivel nacional y reducir las emisiones de gases de efecto invernadero. En este sentido, los sectores energético e industrial desempeñan un papel importante. Por lo tanto, es fundamental encontrar para estos sectores medidas de reducción de emisiones con eficiencia de costos para promover un desarrollo bajo en carbono, reducir las emisiones y estimular el crecimiento económico. En este contexto, los Gobiernos alemán y mexicano han llegado a un acuerdo de cooperación para el establecimiento de un sistema de comercio de emisiones (SCE) para México. 

Los sistemas de comercio de  emisiones fijan un límite máximo a la cantidad de gases de efecto invernadero que cada sector industrial puede emitir. Dentro de los límites definidos, las empresas pueden comprar y vender certificados de emisión que permiten emitir determinadas cantidades de gases de efecto invernadero. Esta herramienta genera cambios de comportamiento entre los productores y productoras, los consumidores y consumidoras y los inversores e inversoras, y les motiva a reducir sus emisiones. Al mismo tiempo, les da la libertad de decidir qué medidas tomar y en qué momento. 

Objetivo

En México se dan las condiciones institucionales y técnicas necesarias para un sistema de comercio de emisiones.

GIZ  - 03

Enfoque

El proyecto apoya a la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (SEMARNAT) de México en el diseño de la fase piloto del sistema de comercio de emisiones. En octubre de 2019, la SEMARNAT publicó el reglamento provisional para el programa de prueba. La cooperación se beneficia de métodos aplicados y experiencias adquiridas en Alemania y Europa, donde el comercio de emisiones se lleva a cabo desde hace más de diez años. 

El proyecto se centra en los siguientes ámbitos de acción:
Análisis científico y recomendaciones políticas: Los y las responsables de la toma de decisiones reciben la información necesaria para diseñar e implementar un sistema de comercio de emisiones. Para ello, el proyecto elabora análisis y estudios técnicos.
Desarrollo de capacidades e integración de representantes de intereses: Los ministerios , las empresas y las instituciones financieras relevantes, así como los y las miembros pertinentes de la sociedad civil y el mundo académico, deben cumplir sus funciones en el mercado y asumir sus responsabilidades. Para poder hacerlo, participan en cursos y talleres.
Diálogo internacional: El proyecto promueve el intercambio con países que ya aplican un sistema similar. Esto incluye la asignación de expertos y expertas in situ, así como viajes de estudios a Alemania para responsables de las acciones mexicanos y mexicanas.

La fase piloto del sistema de comercio de emisiones en México entró en vigor en enero de 2020. El Gobierno mexicano asignó gratuitamente un volumen de derechos de emisión (DEM) a las instalaciones implicadas, en función de las emisiones generadas en el pasado. Solo participan instalaciones de los sectores industrial y energético que hayan notificado de 2016 hasta 2019 emisiones superiores a 100 000 toneladas de CO2, lo que equivale a unas 300 instalaciones.

A fin de controlar las transacciones de derechos de emisión, la SEMARNAT ha creado un sistema de seguimiento de las operaciones. Además, cada instalación debe elaborar un plan de monitoreo conforme a un formato de monitoreo estándar y las normas vigentes. El objetivo es crear un sistema de comercio de emisiones justo y transparente.

Impactos

Desde 2017, el proyecto ha conseguido los resultados siguientes:

  • Se ha establecido un marco jurídico para la fase piloto del sistema de comercio de emisiones.
  • El proyecto ha elaborado más de 30 estudios jurídicos y técnicos que han servido de ayuda a la SEMARNAT para diseñar el marco normativo del sistema de comercio de emisiones e implementar el programa de prueba.
  • Empresas líderes de diferentes sectores  profundizaron sus conocimientos técnicos. Se impartió formación a representantes de las empresas que, juntas, producen alrededor del 70 % del total de acero y cemento en el país (Ternium, Cemex, Holcim).
  • Próximamente se publicará un libro científico sobre el sistema de comercio de emisiones en el contexto mexicano.

Última actualización: Mayo 2021

Otros idiomas

Descargas

Más información