Reducir las emisiones de gases de efecto invernadero con el comercio de derechos de emisión

Descripción breve del proyecto

Denominación: Preparación de un Sistema de Comercio de Emisiones en México (SiCEM)
Comitente: Ministerio Federal de Medio Ambiente, Conservación de la Naturaleza, Seguridad Nuclear y Protección del Consumidor (BMUV) de Alemania
País: México
Entidad responsable a nivel político​​​​​​​: Agencia Mexicana de Cooperación Internacional para el Desarrollo (AMEXCID)​​​​​​​
Duración total: 2017 a 2023

GIZ  - 02

Situación actual

En el marco del Acuerdo de París sobre el cambio climático, los países participantes se fijaron objetivos nacionales para reducir sus emisiones de gases y compuestos de efecto invernadero: hasta 2030, México busca reducir de manera no condicionada sus emisiones en un 22 % respecto a una línea base. En este sentido, los sectores de energía e industria desempeñan un papel importante. Es fundamental impulsar la adopción de medidas de mitigación de emisiones para estos sectores, bajo un enfoque costo-eficiencia, para promover crecimiento económico y desarrollo bajo en carbono.

Los Sistemas de Comercio de Emisiones fijan un límite máximo a la cantidad de gases de efecto invernadero que cada sector regulado puede emitir. Dentro de los límites definidos, las empresas pueden comerciar con derechos de emisión, que les permiten emitir determinadas cantidades de gases de efecto invernadero. Este instrumento motiva a quienes producen, consumen y e inversionistas a reducir sus emisiones, al mismo tiempo que les da la libertad de decidir sobre las medidas a tomar y el momento para su implementación.

Objetivo

En México se dan las condiciones institucionales y técnicas necesarias para un sistema de comercio de emisiones.

GIZ  - 03

Enfoque

El proyecto apoya a la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (SEMARNAT) de México en el diseño de la fase piloto del Sistema de Comercio de Emisiones (SCE).

Mediante análisis científicos y recomendaciones políticas, las personas responsables de la toma de decisiones reciben la información necesaria para diseñar e implementar el SCE.

Diversos cursos y talleres contribuyen al desarrollo de capacidades y a la integración de los ministerios, las empresas y las instituciones financieras relevantes, así como de la sociedad civil y la comunidad académica y científica.

La asignación de expertos y expertas in situ y los viajes de estudios a Alemania por parte de las personas responsables en México de las acciones fomentan el diálogo internacional con países que ya implementan sistemas similares.

La fase piloto del SCE en México comenzó en enero de 2020. Solo participan instalaciones de los sectores industrial y energético que hayan notificado entre 2016 y 2019 emisiones superiores a 100 000 toneladas de CO2, lo que equivale a unas 300 instalaciones.

Última actualización: febrero de 2022