Áreas protegidas y otras medidas de conservación basadas en áreas a nivel de Gobiernos locales

Breve descripción del proyecto

Nombre: Áreas protegidas y otras medidas de conservación basadas en áreas a nivel de Gobiernos locales
Comitente: Ministerio Federal de Medio Ambiente, Protección de la Naturaleza y Seguridad Nuclear (BMU) de Alemania
País: Brasil, Colombia, Ecuador y Perú
Contraparte: Ministerios de medio ambiente del Brasil, Colombia, el Ecuador y el Perú
Duración: de 2016 hasta 2022

01 br-lomas-de-lucumo

Contexto

El Brasil, Colombia, el Ecuador y el Perú se proponen preservar su biodiversidad. Los cuatro países han ratificado tanto el Convenio sobre la Diversidad Biológica (CDB) como la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (CMNUCC) y, asimismo, han creado áreas protegidas nacionales: entre el 10 % y el 25 % de su territorio está bajo alguna figura de protección.

Las áreas protegidas locales y otras medidas de conservación basadas en áreas contribuyen a la protección sostenible de los hábitats naturales. En los cuatro países ya existen medidas de conservación basadas en áreas por parte de los municipios. Sin embargo, el estatus legal de las áreas locales protegidas varía de país a país. El Brasil y el Ecuador reconocen las áreas protegidas designadas y administradas por los municipios como parte del sistema nacional de áreas protegidas. Este todavía no es el caso en el Perú y Colombia.

A menudo, la contribución de las ciudades y los municipios a la conservación de la biodiversidad no es muy visible. Los recursos financieros para la conservación de las especies son limitados. Las iniciativas apenas se integran en los procesos de planificación y en las estrategias de desarrollo territorial. También hay una falta de comprensión y conocimiento acerca de la importancia de las áreas protegidas y las medidas de conservación para el desarrollo sostenible in situ. Esto se aplica en particular a la provisión de importantes servicios ecosistémicos como el agua potable, la recreación local y la protección contra los desastres asociados al cambio climático.

Objetivo

Las ciudades y los municipios del Brasil, Colombia, el Ecuador y el Perú están mejor capacitados para conservar la biodiversidad a través de una gestión eficaz y equitativa de las áreas protegidas y otras medidas de conservación basadas en áreas.

02 br-parque-metropolitano

Enfoque

El proyecto es implementado por la Deutsche Gesellschaft für Internationale Zusammenarbeit (GIZ) GmbH. Las contrapartes ejecutoras son, por un lado, ICLEI, que es una asociación mundial de Gobiernos locales para la protección del medio ambiente y el desarrollo sostenible, y, por otro, la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN), que apoya el proyecto. Las instituciones responsables a nivel político son los ministerios de medio ambiente de los países participantes. El proyecto trabaja en estrecha colaboración con las ciudades y municipios, así como con sus asociaciones y redes en los países.

Las medidas se basan en la experiencia de iniciativas existentes y se inscriben en tres ámbitos:

Fortalecer las capacidades de los Gobiernos locales: las experiencias de aprendizaje y los instrumentos financieros y de gestión se sistematizan y se utilizan para desarrollar, adaptar e implementar herramientas de cualificación adecuadas para los actores de los Gobiernos locales. 

Incorporar en mayor grado el papel de las ciudades y los municipios en la protección de la biodiversidad en el marco jurídico e institucional: sobre la base de un análisis de las condiciones del marco institucional, se elaboran recomendaciones políticas adecuadas para que los y las representantes de las ciudades y municipios, y también de sus asociaciones, puedan participar en los grupos de trabajo nacionales y contribuir, así, a la planificación y aplicación de las medidas del proyecto. 

Difundir los beneficios de las áreas protegidas locales y de otras medidas de conservación, así como los desafíos que se plantean: la importancia de las medidas de conservación por parte de los Gobiernos locales se comunica a los grupos destinatarios.
 

Impactos

Los Gobiernos locales han intercambiado información y compartido experiencias en las conferencias regionales del proyecto en São Paulo (2017), Quito (2018) y Lima (2019). De este modo, se han hecho visibles y se han reconocido los esfuerzos de los ministerios de medio ambiente de los cuatro países para mejorar el marco legal e institucional.

En el Brasil, se cualificó a seis municipios en la metodología para la “integración de los servicios ecosistémicos (ISE)” y en la gestión de las áreas locales protegidas. La ciudad de Florianópolis aplicó dicha metodología en su Plan municipal para la protección y recuperación del bosque atlántico. Los municipios brasileños ya utilizan las guías y directrices apoyadas por el proyecto. Entre ellas figura la “Guía para el establecimiento de áreas protegidas municipales”, una guía paso a paso para facilitar la creación y gestión de áreas protegidas locales. Otros productos son el portal Proteja, con información sobre el “IVA ecológico” brasileño, así como las ediciones en portugués de “Áreas protegidas urbanas” y “Gestión del turismo y de los visitantes en áreas protegidas”.

En Colombia, el grupo de trabajo del proyecto contribuyó al reconocimiento de las llamadas “estrategias complementarias de protección” y apoyó la publicación de “Voces de la gestión territorial”. Los municipios participaron en el diseño de los sistemas de áreas protegidas regionales. Se catalogaron los sistemas de áreas protegidas urbanas existentes. Estas experiencias se tuvieron en cuenta en la elaboración de la nueva política sobre áreas protegidas por parte del Ministerio de Medio Ambiente. 

En el Ecuador, se elaboraron las disposiciones de la nueva legislación medioambiental, que regula el estatus jurídico de las áreas protegidas y otras medidas de conservación locales. De este modo, los Gobiernos autónomos descentralizados disponen de mejores condiciones para establecer y gestionar subsistemas propios de áreas protegidas. Los municipios informan de que el reconocimiento —respaldado por el proyecto— de la Reserva de la Biosfera del Chocó Andino de Pichincha fomentó el intercambio entre diferentes grupos de interés. Por otro lado, también surgen alianzas y oportunidades de colaboración.

En el Perú, se elaboró una guía para identificar medidas de conservación locales adicionales como parte de la planificación del uso sostenible de la tierra. Las experiencias reunidas se incorporan, a través de un grupo de trabajo de la Comisión Mundial de Áreas Protegidas de la UICN, a los debates en el marco de la CDB sobre la sistematización y el reconocimiento de otras medidas eficaces de conservación basadas en áreas.

Última actualización: Marzo 2021

03 br-parque-estadual-cantarei