Río Rocha: mejor calidad del agua mediante la gestión integrada de aguas residuales

Descripción breve del proyecto

Denominación: Cortimex III : Gestión integrada del agua para el saneamiento de la cuenca del río rocha
Comitente: Ministerio Federal de Cooperación Económica y Desarrollo (BMZ) de Alemania
País: Bolivia
Contrapartes: Bolivia: Ministerio de Medio Ambiente y Agua (MMAyA), Gobierno Autónomo Departamental de Cochabamba, Gobierno Autónomo Municipal de Sacaba, México: Comisión Nacional del Agua (CONAGUA), Instituto Mexicano de Tecnología del Agua (IMTA)
Entidad responsable a nivel político: Bolivia: Viceministerio de Inversión Pública y Financiamiento Externo (VIPFE), México: Agencia Mexicana de Cooperación Internacional para el Desarrollo (AMEXCID) / Mexican Agency for International Development Cooperation (AMEXCID)
Duración total: 2017 a 2019

Situación de partida

El río Rocha es el más importante del departamento boliviano de Cochabamba. En su cuenca habita el 76 % de la población de este departamento, con más de 1,3 millones de personas. El rápido crecimiento demográfico, sobre todo en las ciudades, ha propiciado un aumento de la actividad industrial en la región y, en consecuencia, un incremento de la demanda de agua. Cada vez se vierten más aguas residuales en el río Rocha, lo que reduce la calidad del agua y destruye el medio ambiente. Además, la región no posee suficientes plantas depuradoras. La contaminación de las aguas superficiales y subterráneas pone en peligro la salud pública. De hecho, Cochabamba es actualmente la ciudad boliviana con más casos de enfermedades diarreicas agudas.

Objetivo

Un modelo para la eliminación segura de aguas residuales permite restaurar la calidad del agua a largo plazo y revitalizar el cauce y el entorno del río, y contribuye a mejorar la salud pública.

Procedimiento

En el marco de una cooperación triangular, México y Alemania brindan apoyo a Bolivia en la elaboración de un plan de rescate ecológico para los principales cuerpos de agua de la cuenca del río Rocha. Para ello se tendrán en cuenta las diversas actividades económicas de la región y se identificarán las principales fuentes de contaminación. El objetivo es restaurar la calidad del agua y revitalizar el río y su entorno, para así garantizar la salud pública. Asimismo, en el municipio de Sacaba se introducirán tecnologías de tratamiento de aguas residuales y se fomentará la reutilización de las aguas depuradas, por ejemplo, en la agricultura.

A través de una estrategia social, el proyecto fomenta y contribuye a la concienciación de la población respecto a la sostenibilidad ecológica. Así, por ejemplo, se promoverá un grupo de expertas en el que tendrá lugar un intercambio sobre temas de interés ambiental y se fomentará una nueva “cultura del agua”. La estrategia social comprende medidas de difusión y educación concebidas específicamente para mujeres y para niñas y niños, partiendo de la suposición de que ambos grupos son muy vulnerables a los efectos de la contaminación y del cambio climático.

Se pretende controlar la calidad del agua del río Rocha desde un observatorio, el cual recopila los datos relevantes y difunde indicadores sobre la calidad y la gestión del agua a fin de garantizar que la población participe en la protección de los recursos hídricos. Para asegurar la eficacia y la sostenibilidad de dichas medidas, el proyecto recurre a servicios de asesoramiento de la parte mexicana, que se basan en conocimientos y experiencias en materia de rehabilitación y saneamiento de cuerpos de agua.

OTROS IDIOMAS