Convergencia de la política energética y de cambio climático de México

Descripción breve del proyecto

Denominación: Convergencia de la política energética y de cambio climático de México (CONECC)
Comitente: Ministerio Federal de Medio Ambiente, Protección de la Naturaleza y Seguridad Nuclear (BMU)
País: México
Entidad responsable a nivel político: Mexikanische Agentur für Internationale Entwicklungskooperation (AMEXCID), Agencia Mexicana de Cooperación Internacional para el Desarrollo (AMEXCID), Mexican Agency for International Cooperation for Development (AMEXCID)
Duración total: 2017 a 2021

Situación de partida

Con la reforma energética y la Ley de Transición Energética, México ha impulsado la reorientación amigable con el clima de su sector energético. El objetivo es aumentar el porcentaje de energía limpia en el sector eléctrico al 35 % para 2024. Asimismo, con la reforma de la Ley General de Cambio Climático de 2018, México ha fijado por Ley sus objetivos de protección del clima a nivel nacional (Nationally Determined Contributions, NDC, o contribuciones determinadas a nivel nacional) en el marco del Acuerdo de París y sus metas de ahorro para determinados sectores económicos. México ha declarado su intención de reducir las emisiones de gases de efecto invernadero en un 22 % para 2030 o, con apoyo internacional o en función del progreso de las negociaciones internacionales sobre el clima, en un 36 % en comparación con el escenario de no intervención.

Objetivo

Los actores principales de las políticas climáticas y energéticas en México están capacitados para iniciar o implementar medidas políticas e institucionales que mejoren la colaboración entre los sectores energético y climático. Esto favorece que México logre cumplir su contribución nacional a la protección del clima.

gizIMAGE-Digitalisierung-Energiesektor

Procedimiento

El proyecto se inscribe en el contexto de la transformación del mercado energético mexicano y fomenta el desarrollo amigable con el clima de la industria energética y la armonización de las políticas climáticas y energéticas. Para ello, el proyecto asesora a la Secretaría de Energía y a la Secretaría del Medio Ambiente sobre cuestiones técnicas y de procedimiento.

La articulación entre las políticas climáticas y energéticas en el ámbito nacional mejora si se aplican medidas estratégicas. El proyecto fomenta asimismo el desarrollo de instrumentos regulatorios e incentivos económicos para las políticas climáticas y energéticas. Además, se perfeccionan los sistemas nacionales de datos e información para lograr una mejor integración de los datos energéticos y climáticos. Este proyecto facilita la creación de condiciones marco optimizadas para promover inversiones que favorezcan el desarrollo y la protección del clima en México. El conjunto de experiencias recabadas en México es objeto de debate en el marco de un diálogo con expertos y expertas internacionales, y los conocimientos adquiridos se comparten con otros países. Se implica al sector privado para promover la transferencia de tecnologías de protección del clima.

Resultados

Este proyecto ha obtenido resultados en los siguientes campos de trabajo:

  • Digitalización del sector energético. Junto con el Gobierno mexicano, el proyecto ha identificado la digitalización del sector energético como un recurso prometedor para la protección del clima. En particular, las redes inteligentes de transmisión y distribución (“Smart Grids”), las soluciones digitales para integrar la oferta y la demanda en mercados con un elevado porcentaje de uso de energías renovables variables (“Smart Markets”) y una mayor eficiencia energética contribuyen al ahorro de energía y emisiones. El enfoque de digitalización se ha incorporado al debate político.
  • Potencial de mitigación de las emisiones de gases de efecto invernadero en el sector eléctrico. El proyecto ha apoyado a México en la elaboración de un informe sobre el potencial de mitigación de las emisiones de gases de efecto invernadero en el sector eléctrico. Con base en los compromisos nacionales e internacionales relacionados con la mitigación, se han calculado los potenciales de reducción de gases de efecto invernadero en el sector eléctrico en dos escenarios de mitigación a través del desarrollo de las energías renovables en el periodo de 2018 a 2030.
  • Eficiencia energética a través de sistemas de cuotas de ahorro. Los expertos y expertas internacionales han compartido sus experiencias y los pasos más importantes en el desarrollo de un sistema de cuotas de ahorro con los actores mexicanos. En el proceso se utilizan los llamados “certificados blancos” para demostrar los ahorros energéticos y convertirlos en negociables. Se ha desarrollado un plan para crear un sistema de cuotas de ahorro en México basado en estas conversaciones.
  • Cuantificación de los efectos negativos de la producción eléctrica. Desde 2017, el proyecto ha brindado asesoramiento a un grupo de trabajo del Gobierno mexicano en el desarrollo de un instrumento adecuado para que los efectos negativos externos de la producción eléctrica sean cuantificables en términos financieros. El objetivo es que, en el futuro, todos los productores mexicanos de electricidad documenten el impacto económico, sanitario y ambiental de su actividad y lo compensen económicamente.

OTROS IDIOMAS

MÁS INFORMACIÓN