Apoyo a la implementación de la Agenda 2030 en América Latina y el Caribe

Descripción breve del proyecto

Denominación: Sendas de desarrollo sostenible para países de ingresos medios en el marco de la Agenda 2030 sobre desarrollo sostenible en América Latina y el Caribe
Comitente: Ministerio Federal de Cooperación Económica y Desarrollo (BMZ) de Alemania
País: Chile
Entidad responsable a nivel político: Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL) de las Naciones Unidas
Duración total: 2018 a 2020

gizIMAGE-sustainable-agenda-latinamerica-02

Situación de partida

Desde el año 1980, la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL) de las Naciones Unidas y el Ministerio Federal de Cooperación Económica y Desarrollo (BMZ) de Alemania cooperan para mejorar el desarrollo social, ecológico y económico en la región. La CEPAL analiza y elabora propuestas para la formulación de políticas en este sentido. Desde 2003, el BMZ y la CEPAL están unidos, además, en una alianza estratégica que intensifica aún más la cooperación en forma de programas bianuales sucesivos.

Objetivo

Determinados países seleccionados de América Latina y el Caribe cuentan con estrategias para poner en marcha un cambio estructural inclusivo, progresivo, favorable para el medio ambiente y socialmente responsable.

gizIMAGE-sustainable-agenda-latinamerica-03

Procedimiento

El proyecto apoya la implementación de la Agenda 2030 para el desarrollo sostenible en América Latina y el Caribe, y elabora estrategias y medidas para el desarrollo a largo plazo en determinados países piloto seleccionados. La prioridad es impulsar un crecimiento económico respetuoso con el medio ambiente y socialmente responsable.

El proyecto apoya a los países piloto para identificar los potenciales de desarrollo, traducirlos en políticas y desarrollar las capacidades adecuadas. Para ello se han creado tres grupos de trabajo interdepartamentales en la CEPAL. El primero se ocupa de la cohesión entre la planificación, la financiación y el cumplimiento de la Agenda 2030. El segundo pone el foco en la transformación digital. El tercer campo de trabajo es la "economía verde", es decir, el crecimiento económico ecológico, rentable e inclusivo.

El proyecto actúa como mediador para la cooperación entre Alemania y América Latina y el Caribe. Fomenta la creación de alianzas y el intercambio de experiencias entre las regiones, a través de eventos de diálogo y rondas de expertos. También promueve el trabajo en red de la CEPAL con proyectos bilaterales de la cooperación alemana y/o europea para el desarrollo en la región.

Resultados

Se elaboraron cinco planes de desarrollo nacionales. El proyecto también apoyó el desarrollo de una estrategia nacional para 2030 en Ecuador y respaldó el proceso de planificación nacional en Paraguay. La labor en Costa Rica se centró en la integración de aspectos de protección climática en los proyectos de inversión.

El segundo grupo de trabajo prestó apoyo a determinados países seleccionados para configurar la transformación digital de modo inclusivo y socialmente responsable. Así, el grupo de trabajo participó en el seminario "La cuarta Revolución Industrial: maximizar las ventajas de la transformación digital" en Costa Rica. En marzo de 2019 se llevó a cabo en Chile un seminario sobre el tema "La transformación del empleo ante la revolución digital y la automatización", organizado en forma conjunta con el Senado y el Ministerio del Trabajo y Previsión Social. En varios países de la región, el proyecto discutió los efectos de la transformación tecnológica en los mercados de trabajo.

gizIMAGE-sustainable-agenda-latinamerica-01

En el tercer complejo temático, se informó, en particular, a los países sobre las condiciones del crecimiento verde, y se presentaron algunos ejemplos. En octubre de 2018, por ejemplo, tuvo lugar en Chile el II Foro Técnico Regional de Planificadores Energéticos. Allí, representantes gubernamentales y delegados y delegadas internacionales acordaron actividades concretas en el marco de un plan de acción para el período 2018-2019. En Costa Rica, el equipo del proyecto prestó un aporte al plan nacional para descarbonizar la economía —es decir, reducir las emisiones de dióxido de carbono—, brindando apoyo en el ámbito de la movilidad eléctrica. También se desarrolló una estrategia para el uso de recursos renovables en la economía. En México se elaboró una propuesta para el financiamiento de autobuses eléctricos. El proyecto también trabajó con los Gobiernos de Brasil y la República Dominicana en este contexto.

Otros idiomas

más información