Movilidad urbana sostenible

Descripción breve del proyecto

Denominación: Movilidad urbana sostenible
Comitente: Ministerio Federal de Cooperación Económica y Desarrollo (BMZ) de Alemania
País: Colombia
Entidad responsable a nivel político: Ministerio de Transporte de Colombia
Duración total: 2020-2022

Situación de partida

Colombia es el quinto país de América Latina con mayor volumen de emisiones de gases de efecto invernadero, de las cuales el transporte genera un 11 %. Las ciudades colombianas se ven afectadas por atascos frecuentes que, debido a los tiempos de espera improductivos, ocasionan pérdidas a la economía nacional. Además, la elevada contaminación atmosférica generada en 2018 por el tráfico provocó, únicamente en Bogotá, enfermedades respiratorias a alrededor del 10 % de la población de la ciudad. Asimismo, Colombia registró en 2017 casi 7 000 fallecimientos en accidentes de tráfico, de los cuales una alta proporción fueron ciclistas. Las mujeres representan solo el 20 % del total de personas que se desplazan en bicicleta. Esto se debe a la escasa seguridad en el espacio público, la falta de iluminación y al número insuficiente de servicios de seguridad públicos y privados.

Con el fin de reducir los atascos y la contaminación atmosférica causada por el tráfico, en muchas ciudades colombianas se han introducido sistemas de autobuses de tránsito rápido (BRT, por sus siglas en inglés). Pese a las subvenciones públicas, los operadores, en su mayoría privados, no consiguen gestionar de forma rentable los sistemas de autobuses de tránsito rápido de las ciudades colombianas de tamaño medio, ya que la ocupación de los vehículos es demasiado baja. La falta de atractivo de los sistemas de autobuses de tránsito rápido se debe principalmente a su insuficiente conexión con otros medios de transporte, como autobuses, bicicletas, patinetes eléctricos o taxis. Debido a los prolongados tiempos de espera y las largas distancias al cambiar de un medio de transporte a otro, los y las habitantes evitan el transporte público de cercanías. Además, se necesitan más opciones para recorrer distancias cortas cómodamente a pie.

Objetivo

Las condiciones marco para el fomento del transporte no motorizado y la gestión de la demanda de transporte han mejorado en las ciudades colombianas de tamaño medio de Barranquilla, Bucaramanga y Pasto.

Procedimiento

Con el fin de aumentar el atractivo de los sistemas de autobuses de tránsito rápido y, con ello, del transporte público de cercanías, la Deutsche Gesellschaft für Internationale Zusammenarbeit (GIZ) GmbH, por encargo de la Iniciativa Alemana sobre Tecnología del Clima, trabaja en cooperación con el Ministerio de Transporte de Colombia. El objetivo es mejorar las condiciones marco de dos conceptos. Por un lado, se pretende fomentar el transporte no motorizado, especialmente los desplazamientos en bicicleta, como enlace con los sistemas de autobuses de tránsito rápido. Por otro lado, se pretende apoyar la gestión de la demanda de transporte. Para ello, se prevén medidas tales como el peaje de acceso al centro de las ciudades, las tarifas de estacionamiento o el derecho preferente de medios de transporte respetuosos con el medio ambiente, mediante las cuales se espera restar atractivo al transporte individual motorizado.

El proyecto se implementa a modo de ejemplo en tres ciudades piloto seleccionadas junto con el Ministerio de Transporte.

En estas tres ciudades piloto, las ofertas de capacitación y formación en materia de transporte no motorizado y gestión de la demanda de transporte van dirigidas principalmente a los y las urbanistas y los planificadores y planificadoras de transporte de las instituciones municipales. De esta forma, se aspira a integrar los conceptos en los planes de movilidad y desarrollo. Los materiales se definen en las instituciones competentes, la Agencia Nacional de Seguridad Vial (ANSV) y el Servicio Nacional de Aprendizaje (SENA).

De forma complementaria, se dirigen campañas y contribuciones en los medios de comunicación al público en general, así como a los y las periodistas y al comercio minorista, con el fin de difundir las medidas y lograr su aceptación.

Resultado

  • En las tres ciudades de Barranquilla, Bucaramanga y Pasto, 2,2 millones de habitantes se benefician de menos atascos y de una mejora del transporte público de cercanías y de la calidad del aire.
  • En las administraciones municipales y las empresas de transporte de las ciudades del proyecto, 100 miembros del personal, de los cuales la mitad son mujeres, poseen un mayor conocimiento sobre la utilidad del transporte no motorizado y de la gestión de la demanda de transporte.
  • En una de las tres ciudades del proyecto, el transporte no motorizado a lo largo de uno de los ejes principales de enlace con la red de transporte público de cercanías se ha duplicado respecto al volumen total de transporte.
  • La proporción de mujeres que utilizan la bicicleta como medio de transporte se ha incrementado.
  • La iluminación en el espacio público y en las infraestructuras de transporte no motorizado (estaciones, vehículos) ha mejorado y, con ello, se ha incrementado la seguridad de los usuarios y usuarias.

Última actualización: Marzo 2021

Descargas

Otros Idiomas

MÁS INFORMACIÓN