Cooperación triangular entre Chile, Australia, Paraguay, Alemania: ‚Paraguay entre todos y todas‘ – Fortalecimiento de la estrategia nacional para la política social

Descripción breve del proyecto

Denominación: Fondo regional para el fomento de la cooperación triangular en América Latina y el Caribe – Medida individual: Paraguay entre todos y todas – Fortalecimiento de la estrategia nacional para la política social
Comitente: Ministerio Federal de Cooperación Económica y Desarrollo (BMZ)
Países: Chile (país socio), Paraguay (país receptor)
Entidad responsable a nivel político: Secretaría Técnica de Planificación del Paraguay
Duración total del proyecto: 2011 a 2014

Situación de partida

El Paraguay se caracteriza por una gran desigualdad económica y social. Un 30 por ciento de la población vive en la indigencia. En el Índice de Desarrollo Humano de las Naciones Unidas, el país se encuentra en una posición baja en la escala regional. En comparación con otros países sudamericanos, la distribución de los ingresos es particularmente desigual.

Ante este desafío, el Gobierno paraguayo decidió introducir una política social específica y un sistema de seguridad social. Un paso importante fue la introducción del programa social de alcance nacional „Paraguay entre todos y todas“. Sin embargo, la implementación y coordinación de las medidas entre las diferentes instancias gubernamentales representan un gran desafío, sobre todo a nivel municipal. Los servicios como, por ejemplo, la construcción de vivienda social, la asistencia sanitaria y la atención a la infancia no están a la altura de las necesidades.

En los últimos años se ha desarrollado una cooperación intensa y productiva entre Chile y Paraguay en diversos temas sociales. Entre otras cosas, remite a las experiencias de la cooperación alemana internacional con Chile en el ámbito social, en particular en programas de vivienda. La cooperación triangular se basa en esas experiencias. Los socios de la cooperación son, además de la GIZ, la Agencia de Cooperación Internacional de Chile (AGCI) y la Agencia Australiana de Cooperación Internacional, que participa en el financiamiento.

Objetivo

Para implementar la política social de las distintas instancias gubernamentales del Paraguay existe una estrategia coordinada para todo el territorio, desarrollada con el apoyo de actores chilenos. Esta estrategia se está aplicando con carácter piloto en una zona rural y una zona urbana.

Procedimiento

El proyecto apoya la elaboración de una estrategia para llevar a la práctica la política social paraguaya. Las actividades fomentadas apuntan especialmente a mejorar la construcción de viviendas sociales, la asistencia sanitaria y la atención a la infancia. En este contexto se otorga prioridad a la introducción de un enfoque global y coordinado, que abarque a todos los actores que participan en la política social.

El proyecto se basa en un enfoque territorial de intervención social y lo aplica con carácter piloto en una zona rural y una zona urbana. Se procura cooperar con actores estatales y privados y se involucra activamente a la población destinataria en las comunidades, con el objetivo de fomentar redes sociales con participación de grupos de bajos ingresos y mejorar el acceso de estos a los servicios estatales.

Paralelamente a estas medidas, los representantes de las instituciones estatales participantes se capacitan con apoyo de instituciones chilenas, a fin de organizar su labor a nivel nacional y municipal de manera más coherente y mejor coordinada. Las contrapartes ejecutoras del proyecto son diferentes instituciones chilenas y paraguayas del área social.

Resultados logrados hasta la fecha

En el marco del proyecto se desarrolló y ensayó a modo de ejemplo un modelo de gestión para una implementación más eficaz de los servicios sociales a nivel local. Tras finalizar las actividades, dicho modelo será utilizado por el Gobierno paraguayo como un instrumento central de lucha contra la pobreza que se aplicará en los 16 departamentos del país durante el período legislativo actual.

Ya en la fase piloto se está logrando una mayor inclusión de los grupos indígenas que también participan en el diseño de la política social.

A través de medidas orientadas a mejorar la capacidad operativa de las instituciones contraparte se están introduciendo cambios decisivos en la gestión comunitaria y creando redes para mejorar la comunicación intrainstitucional.

El Plan Nacional de Vivienda y Hábitat (PLANHAVI) se utiliza como instrumento central de la Secretaría Nacional de la Vivienda y el Hábitat del Paraguay.

Sobre la base de este plan, la Secretaría Nacional creó una sección para su implementación. Una gran parte de los participantes de las medidas de formación y capacitación del proyecto de cooperación triangular ocupa funciones clave en el actual Gobierno. Esta transferencia de conocimientos fortalece el instrumento y posibilita una implementación sostenible del Plan Nacional.