Fortalecimiento de recursos humanos para la descentralización en la región andina

Descripción breve del proyecto

Denominación: Fortalecimiento de las capacidades para la descentralización en la región andina
Comitente: Ministerio Federal de Cooperación Económica y Desarrollo (BMZ) de Alemania
País: Bolivia, Ecuador, Perú
Duración total: 2012 a 2016

Situación de partida
En los últimos años, los Gobiernos de Bolivia, Ecuador y Perú han puesto en marcha reformas de amplio alcance para la modernización del Estado. Se ha continuado con la descentralización de los servicios públicos, con lo cual los Gobiernos regionales y municipales adquirieron nuevas funciones y competencias para la prestación de servicios públicos eficientes y orientados a la ciudadanía.

¿Cuentan estos Gobiernos subnacionales con la suficiente capacidad para asumir estas funciones? En general, disponen de recursos financieros adecuados, pero en parte la formación y capacitación de los funcionarios administrativos es deficiente. La rotación de personal en la administración pública es alta. Aparte de ello, las condiciones marco jurídicas en Ecuador, en Bolivia –y también en Perú hasta la implementación de la nueva Ley del Servicio Civil– ofrecen pocos incentivos para la participación en eventos de capacitación.

Fuera de las capitales, es muy escasa la cantidad de ofertas de formación y capacitación, y a nivel nacional la calidad a menudo deja también que desear. Las ofertas no siguen ninguna estrategia para el desarrollo de competencias en la administración pública. Con frecuencia, se planifican desde la perspectiva de los actores del Estado central, por lo cual no se adaptan a las necesidades locales. El personal de las entidades territoriales subnacionales requiere formatos de capacitación que ofrezcan estrategias de acción orientadas a soluciones apropiadas para las tareas in situ.

Objetivo
Procesos de descentralización y modernización en la administración pública a nivel subnacional: los organismos responsables a nivel político y los proveedores de servicios de capacitación implementan una oferta de capacitación orientada a las necesidades y aprovechan para ello los conocimientos regionales.

Procedimiento
El proyecto se concentra en cuatro campos de acción:

  1. En el intercambio Sur-Sur, los organismos responsables a nivel político y los proveedores de servicios de capacitación de los tres países comparten sus experiencias en el fortalecimiento de los recursos humanos y aprenden unos de otros. De ser de interés, se toman en consideración otras experiencias del entorno latinoamericano.
    Los demás campos de acción complementan el intercambio técnico sobre la capacitación en temas de descentralización mediante el fortalecimiento de las competencias metodológicas.
  2. Los actores fortalecen sus competencias de interacción en redes, a fin de desarrollar políticas y ofertas de capacitación a nivel nacional de manera coordinada y con una estructura integral.
  3. Los proveedores de servicios de capacitación amplían sus competencias metodológicas, a fin de garantizar la calidad y el amplio alcance de las ofertas educativas a través del uso de medios modernos.
  4. Los organismos responsables a nivel político desarrollan competencias para evaluar la eficacia de sus políticas de capacitación.

Resultados
Se percibe una mejora en la cooperación entre los distintos niveles de gobierno para el fortalecimiento de los recursos humanos en los tres países. Por ejemplo, en Bolivia se creó una red de actores nacionales y subnacionales que desarrolla ofertas de capacitación basadas en los requerimientos existentes. La red se ha establecido mientras tanto como una plataforma importante de intercambio y además define los estándares.

Las condiciones marco jurídicas han mejorado. En Perú se promulgó la nueva Ley del Servicio Civil que determina las líneas de carrera de funcionarios públicos y prevé capacitaciones sistemáticas para los mismos. Se han creado incentivos para la capacitación.

Las contrapartes se benefician con el intercambio de experiencias a nivel regional y la sistematización de las buenas prácticas, que han brindado importantes impulsos para el desarrollo de métodos y procedimientos. Facilitan el ejercicio de las funciones en los niveles subnacionales con orientación a la ciudadanía. Por ejemplo, en Bolivia se introdujeron nuevos métodos para el costeo de las competencias y otros para identificar insuficiencias en la igualdad de género.

En Perú se introdujo un procedimiento que encamina las capacitaciones hacia los objetivos estratégicos de las instituciones y mejora así la eficiencia de los servicios.

Los nuevos procedimientos y métodos desarrollados en los países se han incorporado a la oferta de capacitación y asesoramiento de las contrapartes y se transmiten con la ayuda de enfoques pedagógicos modernos.



Persona de contacto

Susanne Friedrich
susanne.friedrich@giz.de