Recuperación económica de la pesca artesanal

Descripción de proyecto

Denominación del proyecto o programa: Recuperación económica del sector pesquero con estándares sociales y ambientales tras el sismo en la región costera Esmeraldas
Comitente: Ministerio Federal de Cooperación Económica y Desarrollo (BMZ), Alemania
País: Ecuador, provincia de Esmeraldas
Entidad responsable a nivel político: Ministerio de Agricultura, Ganadería, Acuacultura y Pesca (MAGAP), Ecuador
Duración total: Julio de 2016 a julio de 2017

Situación de partida
Los pescadores y las pescadoras artesanales en las provincias de Manabí y Esmeraldas han sido fuertemente golpeados por el sismo de abril de 2016 con epicentro en Pedernales. La producción pesquera de los cantones del sur de Esmeraldas (Muisne) y norte de Manabí ha disminuido en un 70% debido, por un lado, a los daños severos en los medios de producción y la infraestructura y, por otro, a la demanda reducida por la falta de turistas en las playas. También el temor a posibles réplicas ha disminuido las salidas al mar.

La pesca artesanal es una de las principales actividades económicas de los y las habitantes de la región costera y por lo tanto su rápida recuperación es importante para no poner en riesgo la seguridad alimentaria en las zonas afectadas.

Objetivo
El Ministerio de Agricultura, Ganadería, Acuacultura y Pesca (MAGAP) y los Gobiernos Autónomos Descentralizados (GAD) son apoyados en la implementación de sus programas para la recuperación económica sostenible de la pesca artesanal en las comunidades del cantón Muisne (Esmeraldas).

Procedimiento
Los grupos destinatarios son las asociaciones pesqueras del cantón Muisne. En dicho cantón, aproximadamente 3500 personas tienen como actividad económica principal la pesca artesanal, incluida la recolección de conchas y cangrejos.

Inicialmente se dará prioridad a la estabilización de la situación económica de las personas afectadas. Lo antes posible, todas las personas que viven de la pesca artesanal deberán poder restablecer la fuente de ingresos que han perdido. El equipo del proyecto recupera para ello –con ayuda de los miembros de las asociaciones de pescadores y pescadoras artesanales– los medios de producción, como barcas y redes, y los almacenes y muelles destruidos. Los miembros de las asociaciones participan en los trabajos de construcción y reparación y reciben temporalmente un sueldo para poder cubrir los gastos de sus familias durante la fase de transición.

El sismo ha quebrado también las cadenas de valor, especialmente el turismo. Los colaboradores y las colaboradoras del proyecto analizan nuevas vías de comercialización y nuevos mercados para peces, conchas y cangrejos. En esta tarea involucran a empresas y asociaciones. Junto con las cooperativas pesqueras, el equipo del proyecto examina la posibilidad de congelar y embalar in situ los productos pesqueros. Mediante cursos de capacitación para pescadores, concheros y cangrejeros se busca concientizarlos sobre las cuotas de captura y los periodos de veda, y así contribuir a la conservación de las especies.

El equipo del proyecto asesora al Ministerio de Agricultura, Ganadería, Acuacultura y Pesca (MAGAP), al Instituto Nacional de Pesca (INP), al Ministerio del Ambiente (MAE) y al cantón Muisne respecto de una estrategia en materia de pesca que abarque estándares sociales y ambientales.

Todas las experiencias positivas son elaboradas por los colaboradores y las colaboradoras del proyecto y transferidas a otras regiones costeras afectadas por el sismo.

Las actividades se planifican en cooperación con el MAGAP y el GAD del cantón Muisne, y se implementan con organizaciones no gubernamentales y empresas, como restaurantes y la industria secundaria.

Contact

Claudia Mayer
claudia.mayer@giz.de