• ENERGÍAS RENOVABLES Y EFICIENCIA ENERGÉTICA
  • PROTECCIÓN DEL MEDIO AMBIENTE Y DE LO RECURSOS NATURALES
  • BUENA GOBERVANZA (GOOD GOVERNANCE)

El Salvador (español)

La Deutsche Gesellschaft für Internationale Zusammenarbeit (GIZ) GmbH está presente en El Salvador desde 1963. En la actualidad, 48 colaboradores y colaboradoras nacionales y ocho internacionales trabajan en el país (a 31.12.2018). La actividad de otros siete expertos y expertas regionales se dirige desde El Salvador.

El Salvador es el país más pequeño de Centroamérica y, aunque casi una cuarta parte de su población vive y trabaja en el extranjero, también es el más densamente poblado. Cerca de una quinta parte del producto interior bruto se atribuye a las remesas de los y las compatriotas que residen en el extranjero. Las superficies agrícolas son limitadas, apenas hay materias primas y existe poca industria. Una gran parte de los bienes necesarios debe importarse. Las condiciones climáticas desfavorables y los efectos del cambio climático agravan la situación. La decreciente disposición a invertir de las empresas, los bajos ingresos públicos y los frecuentes casos de delitos violentos que afectan considerablemente a la seguridad y a la libre circulación de la población son retos para el desarrollo.

Muchos de estos retos únicamente pueden resolverse en colaboración con los países vecinos. El Sistema de la Integración Centroamericana (SICA), fundado en 1991, tiene su sede en San Salvador. Su objetivo es fomentar el desarrollo económico, social, cultural y político sostenible de toda la región. También busca aprovechar conjuntamente los potenciales, como las buenas condiciones para las energías renovables.

Por encargo del Ministerio Federal de Cooperación Económica y Desarrollo (BMZ) de Alemania, la GIZ ejecuta programas regionales junto con el SICA y sus suborganizaciones desde El Salvador. Otros comitentes para proyectos regionales conducidos desde El Salvador son el Ministerio Federal de Medio Ambiente (BMU) de Alemania y la Unión Europea (UE). Las prioridades temáticas abordadas son:

  • energías renovables y eficiencia energética,
  • protección del medio ambiente y de los recursos naturales,
  • buena gobernanza (good governance).

En los últimos años, los países miembros del SICA han iniciado su propia transición energética, con el propósito de reducir su dependencia de las fuentes de energía fósiles, que todavía cubren un tercio de la demanda energética actual. Asegurar un suministro energético respetuoso con el clima, independiente, económico y fiable es especialmente importante para la región. Juntos se han fijado como objetivo aumentar las energías renovables y la eficiencia energética. Por encargo del BMZ, la GIZ apoya el fomento de la geotermia en el marco de la Iniciativa Alemana sobre Tecnología del Clima (DKTI). Por otro lado, fomenta la creación de un mercado energético regional en Centroamérica.

En lo que respecta a las áreas prioritarias de medio ambiente y recursos naturales, la GIZ apoya la reducción de las emisiones causadas por la deforestación, así como la protección de los recursos naturales en áreas protegidas transfronterizas. Al mismo tiempo, la GIZ también lleva a cabo un proyecto regional para la restauración de paisajes en el marco de la Iniciativa Internacional para la Protección del Clima del BMU. La Unión Europea contribuye a este proyecto con una importante cofinanciación destinada a fomentar un fondo de desarrollo verde regional.

En el contexto de los proyectos y programas existentes se ha establecido una colaboración intensiva con empresas del sector privado.

En el ámbito de la buena gobernanza, la GIZ actúa en prevención de la violencia juvenil. Una mejor concertación entre la política y el público tiene como objeto contribuir, junto con políticas de seguridad mejoradas, a la disminución de la violencia a medio y largo plazo en Centroamérica. El proyecto se centra en medidas de prevención para personas jóvenes expuestas a un riesgo elevado, pero que todavía no se han vuelto violentas o no han sufrido violencia.

Asimismo, la GIZ contribuye con el proyecto regional de fomento de buena gobernanza financiera a promover la transparencia y eficiencia de las finanzas públicas en los países miembros del SICA.