Proyectos chileno-alemanes en el marco del Fondo regional para el fomento de la cooperación triangular en América Latina y el Caribe

Descripción breve del proyecto

Denominación: Proyectos en el marco del Fondo regional para el fomento de la cooperación triangular en América Latina y el Caribe
Comitente: Ministerio Federal de Cooperación Económica y Desarrollo (BMZ) de Alemania
País: Chile y terceros países de América Latina y el Caribe
Entidad responsable a nivel político: Agencia de Cooperación Internacional para el Desarrollo (AGCID) de Chile; agencias de cooperación de terceros países
Duración total: 2010 a 2018

Situación de partida

Chile, en su calidad de país emergente, está en proceso de convertirse de país receptor en país donante. Ante el trasfondo de su incorporación al grupo de países miembros de la OCDE, Chile está buscando nuevas modalidades y oportunidades de cooperación internacional. Con los recursos aportados por el Ministerio Federal de Cooperación Económica y Desarrollo (BMZ) de Alemania a partir del Fondo regional para el fomento de la cooperación triangular en América Latina y el Caribe, Chile y Alemania implementan conjuntamente proyectos de desarrollo en América Latina. Por parte de Chile, la Agencia de Cooperación Internacional para el Desarrollo (AGCID) es el socio de cooperación directo de la GIZ. En total, hasta la fecha se han concluido con éxito seis proyectos. Otros cinco todavía se encuentran en ejecución. Gracias a los recursos del Fondo, Alemania y Chile han colaborado hasta ahora en los siguientes países contraparte: Paraguay, Colombia, Honduras, El Salvador, República Dominicana, Guatemala y Haití.

Objetivo

Países seleccionados de América Latina y el Caribe han implementado conjuntamente con Alemania una serie de medidas de desarrollo exitosas en terceros países.

Procedimiento

Las ideas de proyectos que parecen interesantes para una cooperación triangular se desarrollan junto con la AGCID y los países contraparte, para luego ser presentadas al Fondo. En el caso de una respuesta positiva del BMZ, se organiza un evento inicial oficial en el cual se planifica detalladamente la ejecución y se elaboran conjuntamente los planes operativos y los contenidos.

Resultados

Con apoyo de la GIZ, los proyectos de la cooperación triangular mientras tanto finalizados han dado lugar a numerosos resultados.

República Dominicana. Chile y Alemania han fomentado las oportunidades de empleo para jóvenes en regiones rurales y urbanas desfavorecidas. Para ello, los socios han capacitado hasta un total de 80 docentes e instructores en distintos centros de formación y capacitación del país. Con los métodos aprendidos y los contenidos técnicos, los docentes han capacitado a su vez a 900 jóvenes. Más de 800 participantes han podido elaborar propuestas de proyectos para una ocupación independiente. Casi la mitad de los graduados y graduadas pudo ya asumir una actividad laboral dependiente o independiente gracias a las medidas fomentadas. En 40 centros de formación y capacitación, los métodos y contenidos transmitidos por el proyecto para el fomento del empleo juvenil han sido incorporados en los respectivos currículos de estudios.

Paraguay. Un proyecto de la cooperación triangular ha apoyado la elaboración de un modelo de gestión que logró introducir una mayor eficiencia en la prestación de servicios sociales a nivel local. En el marco de la actual política social, este modelo sirve ahora también –entre otros– como base para la lucha contra la pobreza. Además, se ha elaborado por primera vez un plan a nivel nacional para la concepción e implementación de la política paraguaya de vivienda. Este plan describe, asimismo, los fundamentos para determinar la demanda de viviendas y las inversiones públicas necesarias para atenderla.

Honduras. Los socios del proyecto han contribuido a mejorar la gestión de residuos mediante la elaboración de un manual de gestión de vertederos de residuos sólidos, sobre cuya base se han desarrollado e implementado cursos de capacitación para distintas instituciones y municipios. Tanto los contenidos del manual como los cursos de capacitación se han adaptado a las condiciones locales en Honduras. Gracias a la Secretaría de Recursos Naturales y Ambiente (SERNA) de Honduras, el manual se aplica mientras tanto a nivel nacional.

Colombia. La medida se ha centrado en la gestión de residuos peligrosos. El Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible de Colombia ha apoyado a las contrapartes en la concepción e introducción de un sistema de seguimiento. Dicho sistema permite a las autoridades controlar mejor a los generadores, los transportistas y el almacenamiento final de residuos peligrosos, estableciendo una gestión más eficiente. Además, se han elaborado estudios sobre la responsabilidad ampliada del productor (Extended Producer Responsibility, REP), los métodos de medición de efectos ecotóxicos y el manejo de los residuos hospitalarios peligrosos. Se ha apoyado a los ministerios sectoriales chilenos y colombianos en la concepción de sus respectivas políticas.

Guatemala. La Dirección de Atención y Asistencia al Consumidor (DIACO) ha recibido apoyo para la modernización de su modelo de gestión. Para ello, se ha establecido sobre todo una plataforma virtual automatizada, que permite actualmente la atención y el procesamiento de preguntas y quejas de consumidores de forma descentralizada en todo el país.