• INFRAESTRUCTURA SOSTENIBLE
  • SEGURIDAD, RECONSTRUCCIÓN Y PAZ
  • DESARROLLO SOCIAL
  • GOBERNANZA Y DEMOCRACIA
  • MEDIO AMBIENTE Y CAMBIO CLIMÁTICO

Guatemala (español)

Desde 1978, la GIZ desarrolla actividades en Guatemala por encargo del Ministerio Federal de Cooperación Económica y Desarrollo de Alemania (BMZ). En el país trabajan actualmente 90 colaboradores y colaboradoras nacionales, 10 colaboradores y colaboradoras internacionales, 2 expertos y expertas integrados y 17 cooperantes (Fecha 31.12.2017).

La firma de los Acuerdos de Paz en 1996 puso fin a 36 años de conflicto armado en Guatemala. A pesar de varios esfuerzos de reforma, el país enfrenta grandes desafíos: su relación impuestos/PIB es la más baja de América Latina y una de las cinco más bajas del mundo. Como consecuencia, Guatemala carece de los recursos necesarios para construir estructuras estatales eficientes, asegurar la provisión adecuada de servicios básicos (asistencia sanitaria, seguridad y educación) y satisfacer las necesidades de la población guatemalteca, la mitad de la cual vive por debajo del umbral de la pobreza. Las estructuras estatales continúan debilitándose debido a la corrupción, la delincuencia y a una cultura de impunidad. La población crece actualmente a un ritmo de alrededor del 3% anual, lo que intensifica enormemente la demanda de recursos año tras año.

La educación pública en Guatemala se limita principalmente a la formación profesional en ocupaciones técnicas y a la educación secundaria en áreas urbanas; al mismo tiempo no cumple con los estándares internacionales. Ello tiene como resultado, entre otras consecuencias, que a muchos niños y jóvenes, y particularmente a las niñas y a los miembros de la población indígena, todavía se les niegue el acceso a la educación superior y, por lo tanto, a mejores oportunidades de generación de ingresos.

Como resultado de la delincuencia común, el crimen organizado y el tráfico internacional de drogas, se registran tasas elevadas de homicidios en la capital y en las zonas rurales. Una baja tasa de resolución de los delitos (7 de cada 10 casos no se investigan) socava la confianza de la población en las instituciones del Estado. Los conflictos sociales, particularmente los relacionados con las industrias extractivas, la generación de energía y los conflictos relacionados con la tierra, se están agudizando cada vez más.

Al mismo tiempo, se están realizando esfuerzos para responder a estos desafíos: en 2012, el Congreso aprobó dos reformas fiscales destinadas a mejorar los ingresos fiscales de Guatemala. Paralelamente, se están intensificando los esfuerzos para aumentar la transparencia y controlar los gastos, especialmente a nivel municipal. El Estado está fortaleciendo estructuras para el diálogo nacional y para la prevención de crisis y de la violencia. Actualmente se está llevando a cabo una reforma policial, con especial énfasis en la prevención, una mejor capacitación y la lucha contra la corrupción. El objetivo de lograr la enseñanza primaria universal en todo el país ya se ha logrado, con una tasa de asistencia del 98%, si bien las cifras de educación secundaria aún son mucho más bajas. En 2013, Guatemala se convirtió en uno de los primeros cuatro países del mundo en adoptar una ley marco sobre la adaptación al cambio climático para mejorar su respuesta a las consecuencias del cambio climático.

La GIZ apoya estos esfuerzos con sus actividades en tres áreas temáticas prioritarias acordadas por los Gobiernos de Guatemala y Alemania:

  • Gobernanza democrática con igualdad de derechos
  • Educación
  • Medio ambiente y adaptación al cambio climático

Los programas que se llevan a cabo en estas áreas prioritarias ayudan a fortalecer las instituciones estatales en el ámbito de la tributación y la seguridad ciudadana, a institucionalizar formas de manejo no violento de conflictos en la sociedad guatemalteca y a mejorar los servicios de las administraciones locales. La GIZ apoya activamente la adaptación de Guatemala al cambio climático y la conservación y el uso sostenible de la Selva Maya, la selva tropical más grande de América Latina al norte de la cuenca del Amazonas.

La GIZ desea contribuir al aumento del número de escolares matriculados en la escuela secundaria y a garantizar que estos y estas reciban una formación de buena calidad por parte de la educación pública. El objetivo es apoyarlos como ciudadanos y ciudadanas de Guatemala y ofrecerles una buena preparación para que puedan integrarse en el mercado laboral local.

GIZ International Services (GIZ IS) está presente actualmente en Guatemala con un proyecto financiado por la Unión Europea (UE) para apoyar la integración económica regional. En el país hay además varios proyectos regionales en marcha que giran en torno a la prevención de la violencia juvenil, el fortalecimiento en la conservación de las áreas protegidas, el fomento de pequeñas y medianas empresas, así como las energías renovables. La GIZ apoya un programa del Servicio Civil para la Paz (SCP) en Guatemala que se concentra en fomentar los derechos humanos (protección de los derechos humanos y análisis crítico de la violación de los mismos).

Está en preparación un nuevo proyecto para la conservación de la biodiversidad en la Selva Maya, por encargo del Ministerio Federal de Medio Ambiente, Protección de la Naturaleza y Seguridad Nuclear de Alemania (BMU).