Servicio Civil para la Paz (SCP) - Guatemala

Project description

Nombre: Servicio Civil para la Paz: Abordando el pasado y la promoción de los derechos humanos.
Comitente: Bundesministerium für wirtschaftliche Zusammenarbeit und Entwicklung (BMZ)
País: Guatemala
Contraparte Política: Sociedad Civil e Instituciones Estatales de Derechos Humanos
Duración: Desde 1999; actualmente: 2017 a 2019

gt-gipsfigur-mann-am-strick

Situación de partida

A 20 años después de la firma de los Acuerdos de Paz, la sociedad guatemalteca aún se caracteriza por un alto grado de violencia, pobreza, violaciones de derechos humanos y una distribución muy desigual de los recursos. Las formas de discriminación étnica y cultural van de la mano con la marginación social, política y económica de una gran parte de la población, mayormente población indígena. Las estructuras políticas excluyentes dificultan una participación ciudadana activa. Las instituciones del Estado no son lo suficientemente capaces de satisfacer las necesidades básicas de sus ciudadanos en los temas de seguridad, salud, educación. Organismos gubernamentales en muchas ocasiones carecen de capacidades de intervenir en conflictos sociales de manera constructiva. Esto frecuentemente conduce a una escalada directa en los conflictos sociales y a menudo desemboca en violencia. El involucramiento de la sociedad casi en su totalidad en la dinámica de la violencia durante el Conflicto Armado Interno así como la impunidad instalada respecto a los hechos de violencia del pasado, tienen una influencia grande en la incrustación de la violencia en las estructuras políticas, económicas, sociales y culturales de la sociedad en su actualidad y en las condiciones psicosociales de las personas.

Objetivo

Las instituciones estatales y no estatales en Guatemala son cada vez más capaces de salvaguardar los derechos humanos. Se abordan las violaciones de los derechos humanos, tanto pasadas como presentes. Los procesos de diálogo para promover el establecimiento de relaciones individuales y sociales no violentas se inician con la participación de la población indígena mayoritaria en el país.

Procedimiento

El programa envía expertos para asesorar a las instituciones guatemaltecas y apoya su trabajo a través de contribuciones financieras relativamente pequeñas.

Asesora a actores estatales y no estatales comprometidos con la protección, el respeto y la garantía de los derechos humanos. Esto se considera la base y el requisito previo para la transformación no violenta de conflictos y el establecimiento de relaciones sociales no violentas.

El trabajo del Servicio Civil para la Paz (SCP) en Guatemala, promueve la cooperación entre la sociedad civil y los actores estatales a nivel local en tres áreas:

Garantizar los derechos humanos, particularmente de las mujeres y la población indígena.

Ayudar a abordar las violaciones de los derechos humanos pasadas y presentes.

Analizar las violaciones de los derechos humanos como la causa y el resultado de los conflictos sociales con miras a resolverlos sin recurrir a la violencia.

Los grupos desfavorecidos son apoyados en la afirmación activa de sus derechos. Las instituciones del Estado están facultadas para cumplir sus obligaciones de manera más efectiva. Como resultado de su trabajo en Guatemala, el SCP ha establecido relaciones de confianza con varios socios estatales y no gubernamentales para lograr un trabajo conjunto.

Los socios del SCP en Guatemala operan en las siguientes áreas de actividad: apoyo psicosocial; archivos históricos sobre el CAI; trabajo de memoria; monitoreo de derechos humanos; educación, arte y cultura para la paz; diálogo restaurativo.

El envío de expertos de SCP en las organizaciones asociadas crea vínculos estrechos con los socios y proporciona acceso directo a los grupos destinatarios. El enfoque basado en procesos permite que los proyectos reciban soporte a más largo plazo.

Los socios del programa incluyen: la Oficina del Ombudsman del Estado de Guatemala (PDH); las organizaciones no gubernamentales: Oficina de Derechos Humanos del Arzobispado de Guatemala (ODHAG); Centro de Análisis Forense y Ciencias Aplicadas (CAFCA), el Equipo de Estudios Comunitarios y Acción Psicosocial (ECAP), la asociación Verdad & Vida; El Grupo de Apoyo Mutuo (GAM) las organizaciones indígenas Ajkemab 'Rech K'aslemal y la Asociación para el Desarrollo Integral de las Víctimas de la Violencia en las Verapaces, Maya Achi (ADIVIMA), el Memorial para la Concordia y la La Asociación Servicios a Programas de Desarrollo e Investigación (ASOSEPRODI), entre otras.

gt-begraebnis_rdax_350x234

Resultados

En la Verapaces las/los ciudadanas/os valoran y visibilizan su identidad Maya Achi y Maya Poc’omchi por medio del arte y la cultura y la investigación de la historia antigua y reciente a nivel comunitario. Los libros de historia elaborados en el proyecto son usados por las y los maestros en las aulas en coordinación con el Ministerio de Educación a nivel local, además se fomentan el teatro y las artes en los jóvenes como un medio para reafirmar su identidad, la memoria y los derechos humanos. (Contrapartes: ADIVIMA, Verdad & Vida)

En la región Ixil (municipios de Nebaj, Chajul y Cotzal) las autoridades indígenas tradicionales son cada vez más reconocidas como representantes legítimas quienes promueven una gestión constructiva de conflictos locales basados en los derechos humanos. (Contraparte: Ajkemab)

El acceso de información y documentación sobre el Conflicto Armardo Interno es facilitado a través de proceso de recuperación archivística y subido a una plataforma virtual alimentada por varias organizaciones e instituciones. (Contrapartes GAM, Memorial para la Concordia)

Las personas, especialmente las mujeres, que fueron objeto de graves violaciones de los Derechos Humanos durante el Conflicto Armado Interno reciben apoyo psicosocial a través del el Equipo de Estudios Comunitarios y Acción Psicosocial (ECAP). El proyecto “rompiendo el silencio” apoya a las mujeres que sufrieron graves violaciones de los derechos humanos durante la guerra civil guerra. Esto incluye el procesamiento de experiencias traumáticas, la creación de redes de víctimas, el apoyo a los procesos de restitución, la educación de las personas sobre los derechos de las mujeres, la sensibilización en el entorno social comunitario, el trabajo con las generaciones futuras con trauma transgeneracional y el enlace con las instituciones locales pertinentes.

Además, las mujeres y sus familias son preparadas y apoyadas para testificar como testigos en casos judiciales. Estas incluyen a las mujeres que contribuyeron a una sentencia histórica en febrero de 2016 como testigas cuando un tribunal condenó a dos antiguos miembros del ejército a largas condenas de prisión. Los jueces confirmaron que los militares habían usado sistemáticamente la violencia sexual a gran escala como medio de guerra y genocidio. Por lo tanto, Guatemala desempeña un papel pionero en la investigación legal y el enjuiciamiento de crímenes de guerra.

En 2012, el proyecto obtuvo el tercer lugar en la Competencia de Género de toda la GIZ.