Protección de la zona fluvial del Orinoco en Colombia

Descripción breve del proyecto

Denominación: Protección de los servicios ecosistémicos mediante su integración en las estrategias de desarrollo regional en la Orinoquía 
Comitente: Ministerio Federal de Medio Ambiente, Protección de la Naturaleza y Seguridad Nuclear de Alemania
País: Colombia
Entidad responsable a nivel político: Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible
Duración total: 2018 a 2022

19-05-talleres Primavera Sta Rosalia (c) GIZ-Sebastian Sunderhaus (111)

Contexto

Debido a su diversidad biológica y sus abundantes recursos hídricos, los ecosistemas de la zona fluvial del Orinoco en Colombia son vitales para la prosperidad y el desarrollo económico de la región. La zona fluvial proporciona agua limpia y terreno fértil y retiene carbono, lo que contrarresta el cambio climático. Además, protege la región de inundaciones y sequías. Los planes de desarrollo para la región prevén ampliar e intensificar la agricultura. En este contexto, es importante que se conserven y protejan los ecosistemas. De no ser así, la estabilidad ecológica de la región se vería amenazada, lo que afectaría al desarrollo económico al que se aspira.

Objetivo

En la planificación del desarrollo regional y agropecuario de la Orinoquía se integran el valor económico de la naturaleza y ejemplos de un uso sostenible de la tierra.

19-05-talleres Primavera Sta Rosalia (c) GIZ-Sebastian Sunderhaus (123)

Procedimiento

El proyecto TONINA, cuyo nombre hace referencia a una subespecie amenazada del delfín del Amazonas, trabaja con instituciones nacionales, regionales y locales del sector público y privado, así como con la sociedad civil de la Orinoquía colombiana. 

Entender, aprender, aplicar y proteger: El proyecto difunde información y aumenta la concienciación de la población in situ acerca del valor económico de la naturaleza. Los tomadores y tomadoras de decisión del sector público y privado, el funcionariado municipal y los agricultores y agricultoras revisten especial importancia. Al mismo tiempo, desarrolla criterios para establecer métodos y herramientas que ayuden a proteger la diversidad y, con ello, el hábitat humano.

Integrar la naturaleza y sus servicios en la planificación del territorio: El proyecto apoya a los y las representantes del sector público y privado en la planificación conjunta de un uso sostenible de la tierra y en su consiguiente implementación.

Medir y observar: El proyecto establece un sistema de seguimiento para registrar la evolución de la biodiversidad y la contribución de la naturaleza a la economía. 

Compartir conocimiento: Los avances, las lecciones aprendidas y los modelos de proyecto que resulten eficaces se divulgan a nivel nacional e internacional.

Además, el proyecto crea incentivos para usar el terreno de manera sostenible. Asimismo, elabora una estrategia con el fin de poder obtener más medios del sector público y privado para la protección de la biodiversidad.

El Instituto de Investigación de Recursos Biológicos Alexander von Humboldt (Colombia) y el Centro Helmholtz de Investigación del Medio Ambiente (UFZ, por sus siglas en alemán) (Alemania) apoyan la implementación del proyecto. 
 

vacas vichada (c) sebastian sunderhaus giz 2019

Resultados

  • Se identificaron servicios significativos del ecosistema en la zona fluvial del Orinoco. El proyecto llevó a cabo diversos encuentros con representantes políticos, organizaciones no gubernamentales, el sector privado y otros actores importantes. Se consideraron de especial importancia los ámbitos siguientes: abastecimiento de agua, suelo fértil y polinización. 
  • En colaboración con distintas contrapartes, se establecieron temas prioritarios en diferentes sectores económicos. Se observa una necesidad de actuación en las áreas de asesoramiento sobre los procesos de planificación y la utilización del suelo, ganadería sostenible, piscicultura, aceite de palma y silvicultura.