Empleo para personas víctimas del conflicto en el Caquetá

 

Empresari*s de la región del Caquetá fueron reconocid*s por vincular a personas víctimas del conflicto y en condiciones especiales.

En Colombia, solo el 44% de las víctimas tienen un empleo, de los cuáles solo un 7% está con un trabajo formal. Las causas son muchas veces la poca experiencia en el mercado laboral y las secuelas psicológicas a causa del conflicto.

Para ello, desde enero 2019 el proyecto “Cierre de Brechas para la Empleabilidad de personas en Condiciones Especiales” trabaja en el municipio de Florencia, Caquetá.  A través de la labor social que realizan l*s empresari*s, ell*s reciben beneficios tributarios que les otorga el Gobierno cuando vinculan a sus empresas personas en condiciones especiales y mujeres víctimas de violencia.

 Hernando Vásquez, director de la Dian seccional Florencia, cuenta sobre el proceso: “No es tan fácil para un empresario tomar una decisión, y muchas veces el empresario trabaja con un esquema en que dice yo doy, pero a cambio de qué, pero estas personas a pesar de que cuentan con beneficios no están pensando en que reciben. A los empresarios los invito a que se vuelvan multiplicadores de estas buenas prácticas gestadas desde estas instituciones para que en el Caquetá se sigan dando oportunidades para estas poblaciones, desde nuestro escenario seguiremos apoyando para masificar la información de los beneficios”

Mónica Chavarro, beneficiaria del proyecto y quien hace seis años llegó a Florencia, junto con sus tres hijos, a causa del conflicto armado afirma: “En este proceso de búsqueda, GIZ y OIM nos han brindado talleres para poder conseguir un empleo formal, entre las cosas que hemos aprendido están los deberes, los derechos, y la responsabilidad que tenemos que tener en el trabajo, yo invito a los empresarios que nos brinden una oportunidad para tener una nueva vida”

Gracias a este proyecto, algún*s empresari*s ratificaron su deseo por seguir contratando a víctimas del conflicto, haciendo énfasis a la calidad de trabajo que han demostrado en sus empresas. “La persona que vinculamos ha pasado las expectativas a las que uno inicialmente cree que puede llegar a lograr, es necesario masificar más el programa, visibilizarlo, estamos muy necesitados de este tipo de programas” afirmó el ingeniero Roque Alba de la Unión temporal Belén.

Durante el proyecto, se ha trabajado con 35 empresari*s, 25 personas en condiciones especiales y más de 30 mujeres que han sido víctimas de violencia sexual en el marco del conflicto armado.

“Cierre de Brechas para la Empleabilidad de personas en Condiciones Especiales” es un trabajo conjunto entre el Ministerio de Trabajo, la Dian, Universidad de la Amazonia, la Organización Internacional para las Migraciones (OIM), USAID, la Unidad para la Atención y Reparación Integral a las Víctimas (UARIV), y el programa Prointcame implementado por encargo del Gobierno Federal de Alemania.

                                                        
Cierre de brechas - Empresarios que recibieron el reconocimiento