Fortalecimiento del buen gobierno

Descripción breve del proyecto

Denominación: Fortalecimiento del buen gobierno
Comitente: Ministerio Federal de Cooperación Económica y Desarrollo (BMZ) de Alemania
País: Ecuador
Institución responsable a nivel político: Secretaría Nacional de Planificación y Desarrollo (SENPLADES) Duración total: 2013 a 2016

Costa Rica. Ola verde de los semáforos en la Avenida Segunda, en el centro de San José. (Foto: Florian Kopp) © GIZ

Situación de partida
Sobre la base de la nueva Constitución de 2008, el Gobierno ecuatoriano se ha propuesto implementar un ambicioso plan de desarrollo, el Plan Nacional para el Buen Vivir, que busca contribuir a garantizar una provisión eficaz y eficiente de servicios básicos, reducir la pobreza, fortalecer la participación democrática de la población, modernizar la economía e impulsar un desarrollo basado en el conocimiento y la tecnología. Con el Código Orgánico de Organización Territorial, Autonomía y Descentralización (COOTAD), de 2010, el Gobierno creó un marco institucional para fortalecer las entidades territoriales. Mediante la transferencia de competencias y recursos a los nuevos Gobiernos autónomos descentralizados (GAD) se busca fortalecer la capacidad de acción de dichas entidades.

Las estrategias y capacidades, en especial de las entidades territoriales subnacionales, para implementar en todo el territorio las pretensiones de reforma están sin embargo todavía poco acuñadas y no se ajustan a las prioridades de los GAD, entre otras cosas porque a éstos no se los involucra suficientemente en los procesos de planificación. Además, los mecanismos formalmente establecidos para la participación ciudadana y la rendición de cuentas todavía no funcionan debidamente. Esto se manifiesta en la provisión deficiente de servicios públicos –agua, salud, educación y seguridad social– a la población ecuatoriana en amplias zonas del país. Las mujeres y la población indígena se ven especialmente afectadas.

Objetivo
Las administraciones a nivel subnacional implementan la política de descentralización y desconcentración de manera coordinada, orientada a los ciudadanos y transparente.

Procedimiento
La contraparte central ecuatoriana es la Secretaría Nacional de Planificación y Desarrollo (SENPLADES). Junto con ella se lleva a cabo la planificación estratégica y operativa del proyecto. Para ello se elaboran instrumentos, procedimientos y directrices para la planificación territorial y participativa del desarrollo, y se estudia la vinculación de ésta con la planificación presupuestaria y de las inversiones. Además, se analizan las condiciones marco para modelos de gestión y la dotación de fondos para los GAD así como la mejora de la coordinación de estos procesos entre los distintos niveles.

Tanto con el Consejo Nacional de Competencias (CNC) –compuesto por la SENPLADES y las asociaciones de los tres niveles comunales– como con el Banco del Estado (BdE), el proyecto trabaja para mejorar la capacidad de las entidades territoriales para utilizar eficazmente las inversiones públicas en acción conjunta con otros actores estatales (mejora de la capacidad institucional de absorción). Al mismo tiempo se cualifica a las colaboradoras y los colaboradores para la prestación de servicios públicos. La cooperación con el BdE complementa un proyecto ejecutado por el banco de desarrollo KfW Entwicklungsbank dirigido a mejorar la infraestructura local.

En la Reserva de Biósfera Macizo del Cajas, de alrededor de 1 millón de hectáreas, se fomenta un innovador modelo de gestión territorial. Se trata de desarrollar un enfoque viable para la comunicación y para la articulación de intereses entre los actores involucrados (4 provincias, 15 municipios y 64 localidades, así como la sociedad civil y actores del sector privado) y de documentar las lecciones aprendidas.

Sudáfrica. Agua saliendo de un grifo; una mano abierta. (Fotografía: Florian Kopp) © GIZ


Persona de contacto

Dorothea Kallenberger
dorothea.kallenberger@giz.de