Apoyo a las autonomías y descentralización

Descripción breve del proyecto

Denominación: Apoyo a la Implementación del Régimen Autonómico y Descentralización (AIRAD)
Comitente: Ministerio Federal de Cooperación Económica y Desarrollo (BMZ) de Alemania
País: Bolivia
Entidad responsable a nivel político: Ministerio de la Presidencia del Estado Plurinacional de Bolivia
Duración total: 2015 a 2019

Situación de partida

Bolivia es desde 2009 un estado plurinacional y reconoce los derechos de 36 pueblos indígenas como naciones autónomas. La Constitución prevé una estructura estatal descentralizada en la que hay cuatro niveles de autonomía: departamental, provincial, municipal e indígena.

La implementación de la descentralización resulta difícil, ya que en la cultura política está profundamente arraigada una estructura de gobierno centralista. Dicha implementación es especialmente problemática en los sectores de salud y desarrollo productivo. La distribución de tareas entre los distintos niveles estatales no está claramente definida, por lo que los servicios prestados son muy insuficientes. La población más pobre es la que resulta especialmente perjudicada.

El logro de una mayor eficiencia y competencia en estos sectores contribuye al desarrollo económico y social del país. La construcción de un Estado descentralizado eficaz fomenta el alcance de estos objetivos.

Objetivo

En los sectores de salud y desarrollo productivo, determinadas entidades regionales seleccionadas han creado mejores condiciones para prestar servicios de manera coordinada y descentralizada.

Procedimiento

El programa se aplica en tres departamentos del país (Chuquisaca, Cochabamba y Pando), así como en nueve municipios y una autonomía indígena de los tres departamentos. Comprende cuatro campos de acción:

  1. Marco jurídico coherente
  2. Mecanismos de coordinación
  3. Simplificación de procesos
  4. Fortalecimiento de competencias técnicas

Los gobiernos y parlamentos departamentales y municipales reciben apoyo en la elaboración de leyes y disposiciones legales, integrando para ello a la sociedad civil y teniendo en cuenta los aspectos de equidad de género e interculturalidad. Además, se mejoran los procesos de concertación entre los niveles gubernamentales subnacionales en los sectores de salud y desarrollo productivo. Se simplifican los procesos administrativos, como por ejemplo, la elaboración de presupuestos o las adquisiciones. Mediante modernos programas de capacitación, los expertos y expertas se forman, por ejemplo, en técnicas y procedimientos legislativos o planificación y ejecución presupuestaria, así como en administración financiera.

Resultados

Con el apoyo del programa, varios municipios y departamentos han elaborado leyes y normas para el desarrollo sectorial y han probado nuevos enfoques. Un ejemplo de ello es la ley para el desarrollo del sector apícola en el departamento de Chuquisaca, que, entre otras cosas, fija estándares ecológicos para la producción sostenible y fue elaborada de manera conjunta por el Gobierno, productores, distribuidores y expertos.

En el departamento de Pando, la Administración ha llegado a un acuerdo de cooperación con los municipios para elaborar un plan conjunto en el sector salud. El departamento y los municipios han acordado los objetivos e indicadores del plan, que en adelante serán supervisados regularmente con la participación de la sociedad civil.

El municipio de Mojocoya, en el departamento de Chuquisaca, ha reorganizado y optimizado el procedimiento de adquisiciones de bienes y servicios. Por ejemplo, los pedidos colectivos de medicamentos son más voluminosos y, por lo tanto, más baratos. De esta manera se ahorran costos en la administración.

Las medidas del programa tienen carácter piloto. Las experiencias positivas se difunden a través de foros, se documentan en manuales y se integran en el desarrollo de ofertas de capacitación. Dichas experiencias se pueden transferir a otros departamentos del país y a otros sectores.

 

OTROS IDIOMAS