Integración de la biodiversidad en la agricultura mexicana (IKI-IBA)

Breve descripción del proyecto

Nombre: Integración de la biodiversidad en la agricultura mexicana (IKI-IBA)
Comitente: Ministerio Federal de Medio Ambiente, Protección de la Naturaleza y Seguridad Nuclear (BMU) de Alemania
País: Mexico
Contraparte: Agencia Mexicana de Cooperación Internacional para el Desarrollo (AMEXCID); Ejecución: Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación (SAGARPA) y Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (SEMARNAT)
Duración: De 2016 a 2020

Foto1_GIZ_agricultura

Situación de partida 

En México, la agricultura desempeña un papel importante como sustento económico para aproximadamente una séptima parte de la población. Los programas de subvención en el sector hasta ahora han incentivado especialmente la producción agrícola mediante el uso de pesticidas en lugar de prácticas sostenibles, sin tener en cuenta las consecuencias en los ecosistemas y en los servicios ecosistémicos. Por lo tanto, el país se enfrenta al reto de desvincular el desarrollo del sector agrario de la degradación de los ecosistemas y la pérdida de la biodiversidad. Al mismo tiempo, también los pequeños agricultores deben poder participar del desarrollo económico y cultivar su tierra de forma sostenible.

Objetivo

Actores clave privados y públicos del sector agrario mexicano reconocen el valor ecológico, socioeconómico y cultural de la biodiversidad y los servicios ecosistémicos y los integran en instrumentos de decisión y planificación.

Foto2_GIZ_farmer

Procedimiento

Por encargo del Ministerio Federal de Medio Ambiente, Protección de la Naturaleza y Seguridad Nuclear (BMU), la Deutsche Gesellschaft für internationale Zusammenarbeit (GIZ) GmbH apoya a las autoridades mexicanas a adquirir experiencia en la integración de la biodiversidad en procedimientos de producción agrarios. A partir del conocimiento que de aquí se genera deben deducirse opciones de actuación y promoverse enfoques de solución. Además, se armonizan entre sí diferentes medidas sectoriales y programas de fomento, se identifican los incentivos perjudiciales para el medio ambiente y se elaboran propuestas para la armonización.

En colaboración con actores públicos, centros de investigación, el sector privado y organizaciones no gubernamentales, se ponen de relieve las interrelaciones entre la producción agraria y la conservación de los servicios ecosistémicos para un desarrollo sostenible. En cooperación con la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO) y con el programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (UN Environment), se lleva a cabo un estudio TEEB AgriFood para la agricultura mexicana (véase enlace abajo). Se apoya además a las autoridades y también a representantes del sector privado mediante capacitaciones y eventos para reconocer el valor de la biodiversidad y de los servicios ecosistémicos para una agricultura sostenible y para integrarlos en procesos de toma de decisiones.

Resultados

Hasta ahora, el proyecto ha asesorado a la Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación (SAGARPA) en la elaboración de una estrategia nacional de integración de la biodiversidad, que se aprobó en octubre de 2017 y que se implementará con el apoyo del proyecto.

Además, gracias a los impulsos del proyecto en marzo de 2018 se inauguró en la SAGARPA el “Centro para la Integración de la Biodiversidad”, que sirve al intercambio intersectorial para el desarrollo sostenible de la economía agraria. Entre otras cosas, con el centro se implementará un convenio entre la SAGARPA y la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (SEMARNAT). Según este convenio, los subsidios agrarios ya no pueden contribuir a la expansión de las superficies agrícolas en áreas protegidas y áreas con vegetación natural.

 

Otros idiomas