Cooperación triangular entre México, Bolivia y Alemania: Fomento de la reutilización de aguas residuales depuradas para el riego agrícola en Bolivia

Descripción breve del proyecto

Denominación: Fondo regional para el fomento de la cooperación triangular en América Latina y el Caribe – Medida individual: Fomento de la reutilización de aguas residuales depuradas para el riego agrícola en Bolivia
Comitente: Ministerio Federal de Cooperación Económica y Desarrollo (BMZ)
Países: Bolivia (país receptor), México (país socio)
Duración total: de 2014 a 2016

Situación de partida

La región andina está siendo particularmente afectada por las graves consecuencias del cambio climático. La situación se ve agudizada por el incipiente desequilibrio hidrológico en la región, que tiene consecuencias negativas considerables sobre la fertilidad del suelo y la calidad de vida de la población.

De acuerdo a las informaciones de las autoridades bolivianas, la escasez de agua ha llevado a que se reutilicen en la agricultura aguas insuficientemente depuradas o simplemente no depuradas. Esto favorece la propagación de enfermedades, sobre todo de diarrea, cólera e infecciones parasitarias.
México y Alemania disponen de amplia experiencia en los ámbitos de gestión de recursos hídricos y tratamiento de aguas.

En ese contexto, Bolivia ha solicitado a México y Alemania asesoramiento técnico en las áreas de eliminación de aguas servidas y protección de recursos hídricos. México ha realizado recientemente una profunda experiencia con una reforma del sector del agua que puede transmitir ahora a Bolivia. También son de gran utilidad las redes especializadas que ha creado México. Por su parte, Alemania, además de su amplia experiencia técnica y sus conocimientos especializados, dispone de una larga trayectoria de cooperación con Bolivia, lo que constituye una condición propicia para una cooperación triangular, ya que se pueden aprovechar las redes y estructuras de cooperación ya establecidas entre ambos países. En el año 2011, Bolivia, México y Alemania iniciaron esta cooperación triangular.

Objetivo

Se están desarrollando e implementando estrategias suprasectoriales sostenibles y participativas para mejorar el tratamiento de las aguas residuales, contribuyendo así a mejorar la seguridad de los alimentos y a reducir la prevalencia de enfermedades provocadas por la contaminación del agua y de los productos agrícolas.

Procedimiento

La cooperación triangular entre México, Bolivia y Alemania impulsa el intercambio de experiencias y la transferencia de conocimientos entre expertos de los tres países participantes. Con esta finalidad, los socios realizan cada año varios viajes de estudio e investigación y seminarios de capacitación conjuntos sobre diversos aspectos de la gestión de recursos hídricos y del tratamiento del agua. Gracias a la intensa cooperación y al intercambio regular de experiencias se está desarrollando una plataforma de conocimientos dinámica en beneficio de todos los participantes. El proyecto sucesor incluye entre sus prioridades la ampliación de las medidas desarrolladas con éxito desde 2011 hasta 2013, el perfeccionamiento de la normativa regulatoria en el sector de las aguas residuales y la extensión de las capacitaciones para personal de las administraciones especializadas estatales y municipales mediante la elaboración de módulos de cualificación y formación (diplomado).

En los países contraparte, participan en la cooperación diferentes instituciones gubernamentales: en México, la Comisión Nacional del Agua (CONAGUA) y la Agencia Mexicana de Cooperación Internacional para el Desarrollo (AMEXCID); en Bolivia, el Ministerio de Planificación del Desarrollo y el Ministerio de Medio Ambiente y Agua (MMAyA). Por otro lado, también colaboran en el proyecto numerosas entidades de la sociedad civil e institutos de investigación de México y Alemania.

Resultados

Gracias a una dinámica plataforma de aprendizaje y al intercambio periódico entre expertos de los países, Bolivia ha podido beneficiarse de las experiencias y el know-how de México y Alemania. En total se han capacitado a más de 220 expertos y colaboradores de las autoridades estatales en talleres y seminarios de perfeccionamiento en México y Bolivia sobre el tema de la gestión sostenible de los recursos hídricos.

Seis municipios de Bolivia han mejorado sus estructuras locales de aguas residuales gracias al asesoramiento técnico de CONAGUA. En el municipio de Comarapa se ha implementado ya la estrategia y se ha instalado una planta depuradora que funciona adecuadamente. En el municipio de Sacaba se acompañó con éxito el proceso de toma de decisiones para la construcción de una planta de tratamiento de aguas residuales y se espera poder finalizar pronto y con éxito las medidas. Se estima que con la implementación de las medidas previstas se podrán conectar unos 75.000 habitantes por primera vez a una planta de tratamiento de aguas residuales. Y los agricultores podrán disponer de agua depurada en cantidad suficiente para poder regar sus campos.